arroz

Vendieron un barco con arroz uruguayo hacia Cuba

Son 30.000 toneladas y los precios son buenos, según ACA.

Estiman que ya está vendida la mitad de la zafra arrocera.

Pablo Antúnez. 
La industria molinera concretó la venta de un barco con 30.000 toneladas de arroz a Cuba, al tiempo que otros mercados como Perú y México siguen activos. El presidente de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA), Alfredo Lago, estimó que se debe llevar comercializada más de la mitad de la zafra pasada, que “para la fecha del año en que estamos es un buen volumen”.
En la última zafra participaron 462 productores en las 164.457 hectáreas plantadas, área que muestra un aumento de 2% respecto a la zafra 2015/16, según los datos estadísticos de la ACA. La producción del cereal alcanzó 1.410.000 toneladas de arroz cáscara, sano, seco y limpio, que representa 7,5% más que en la zafra anterior, donde el rendimiento fue de 8.571 kilos por hectárea.
Lago dijo que los precios de venta del arroz uruguayo “siguen siendo buenos”, yendo por el camino de “mantener la tonificación. No hay valores que cambien la realidad del sector, pero hay buenos precios dentro de lo que es la realidad del mercado mundial”, explicó.
El arroz producido por Uruguay llega a 60 países, teniendo que competir con el cereal producido por otros fuertes productores mundiales, como Tailandia o Estados Unidos. “Hoy más que nuevos mercados hace falta mejorar los aranceles en varios países. Precisamos acuerdos comerciales con determinados mercados para conseguir una rebaja arancelaria”, dijo el titular de la Asociación Cultivadores de Arroz.
Entre esos mercados donde se debe mejorar el ingreso está la Unión Europea y el último de los logros del sector fue conseguir una rebaja arancelaria en Perú, destino que compra mucho arroz uruguayo.
“Los países asiáticos que venden arroz a la Unión Europea, como puede ser Tailandia, tienen acuerdos comerciales. Pakistán e India también los tienen. Esos países venden a precios por debajo de los del arroz uruguayo y encima tienen ventajas arancelarias; no podemos competir”, explicó Lago.

Competitividad. El gran problema que enfrenta hoy el sector productivo y la industria molinera es la pérdida de competitividad.
El sector acumula una cuarta zafra de pérdidas, con números en rojo en las empresas arroceras y la amenaza de disminuir 10% el área a plantar en octubre, lo que repercutirá -de concretarse- en una pérdida de 700 empleos directos y 3.000 indirectos en la cadena arrocera. El sector arrocero vuelca anualmente entre US$ 60 millones y US$ 70 millones a la sociedad, a la vez que genera más de US$ 400 millones anuales por concepto de exportaciones.
El bajo precio del dólar y los altos costos del combustible le pegan duro al sector, así como el repago del dinero del Fondo Arrocero, fideicomiso que los productores tuvieron que utilizar para volver a plantar. Todo eso motivó que la ACA se reuniera con el presidente Vázquez. “Sabemos que el gobierno está trabajando en los planteos y está el compromiso del presidente Vázquez de contestarnos”, afirmó Lago.

Rurales EL PAIS