arroz

Inundaciones dañan sistemas de riego y cultivos en el norte

La ACA pidió al gobierno monitorear la situación.

AFP - US-FOOD-INFLATION-RICE - FIN - A bi-plane from Williams Ag Service drops rice seeds on a field April 25, 2008 in Biggs, California. California rice growers are in the midst of planting nearly 549,000 acres (222,172 hectares) of rice throughout the Sacramento Valley as rice consumers around the world face rice shortages and higher prices. (Photo by Justin Sullivan/Getty Images) AFP = FOR NEWSPAPER, INTERNET, TELCOS AND TELEVISION USE ONLY = US-FOOD-INFLATION-RICE - Biggs - California - UNITED STATES - js/as/rix. AVION SEMBRANDO ARROZ EN CAMPO DE CALIFORNIA, ARROZAL, PLANTACION, SIEMBRA DE ARROZ

Rurales – El País.

Pablo Antúnez

La Asociación Cultivadores de Arroz (ACA) se reunió ayer con productores y técnicos de los molinos industrializadores del cereal vinculados a los departamentos de Artigas y Salto, para determinar el camino a seguir ante los daños causados por las inundaciones en ambos departamentos del litoral norte.

En tres meses se llevan acumuladas lluvias por 1.250 milímetros desde el 1º de octubre de 2015 a la fecha. El 92% de las 34.000 hectáreas de arroz que se plantaron en Artigas y Salto en esta zafra estuvieron representadas en la  Asamblea de la ACA, celebrada ayer en Bella Unión.

Problemas.

El sector arrocero viene de tres zafras consecutivas acarreando muchos  productores con pérdidas en su negocio debido a los altos costos durante la producción, elaboración y logística, junto a un precio internacional a la baja y ni siquiera la alta calidad del producto uruguayo salvó a los arroceros de esa caída de precios. Es por esto, y ante la actual coyuntura climática, que el sector arrocero del norte está evaluando una merma considerable en la facturación debido a una importante disminución en la producción con respecto a la media de los últimos tres años (menos arroz y más costos). Ante esta realidad la Asamblea resolvió: “realizar gestiones inmediatas con autoridades de Usinas Termoeléctricas del Estado (UTE) para lograr subsanar los problemas técnicos que afectan a unas 2.000 hectáreas  que no se están pudiendo regar por falta de energía”.

Las gestiones también abarcan a “las autoridades del  Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y Banco República Oriental del Uruguay (BROU) para realizar el seguimiento de la realidad del sector y de manera especial,  la problemática de los productores del norte debido a esta coyuntura, para poder determinar las medidas que le permitan   poder seguir produciendo hasta que lleguen momentos de mercado (mejores precio) que permitan mejores resultados”.

Tabaré Aguerre.

En el marco de ese seguimiento de la realidad, la ACA demandó “de forma muy especial”, la participación del Ministro de Ganadería Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre,  “dado su conocimiento del sector, para determinar medidas junto a la industria y productores, haciendo honor a la ya histórica integración de este valioso sector productivo del país”.

La institución remarcó que, a su vez, “se hace necesario el seguimiento de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto a través de la Comisión Sectorial del Arroz (CSA) como institución dedicada a trabajar en forma transversal los temas concernientes al sector y responsable de dar seguimiento a la problemática y dificultades del mismo desde una visión global, interdisciplinaria e interinstitucional de las políticas públicas”.

Área.

Los daños de las inundaciones abarcan 4.000 hectáreas entre los dos departamentos, pero más allá de los cultivos perdidos se deterioraron los sistemas de riego, canales y taipas, entre otros componentes del cultivo. Arreglar todo eso incrementa los costos y complica más las cuentas de las empresas arroceras que vienen muy golpeadas. El problema es que el arroz es una fuente de mano obra importante en Salto y Artigas y ahí surge una problemática social que pesa fuerte en esos departamentos.

A su vez, la industria arrocera también sufre daños económicos por el incremento de los costos, principalmente por el aumento en el precio de los fletes y los costos de la logística en las últimas zafras.

Rurales EL PAIS