arroz

Comenzaron las siembras de arroz en un año Niño

Productores están muy preocupados por efectos del clima.

CULTIVOS DE TRIGO

Arroz. El área a plantar todavía continúa siendo una gran interrogante; rondaría las 162.000 ha.

 

Pablo Antúnez.
Las siembras de arroz ya están en marcha, pero el área a plantarse con el cereal en la próxima zafra todavía es la gran interrogante.
Meses atrás la falta de agua en las represas condicionaba el crecimiento del área arrocera, pues en muchas zonas se contaba con menos de la mitad del agua que se precisa para regar los cultivos y los productores siempre plantan en función del agua que tienen para hacerlo.
Hoy, prácticamente en todo el país, ese problema quedó atrás, salvo en una zona que va de Vergara a Río Branco -forma parte de la cuenca arrocera del este- donde los productores están condicionados por la poca lluvia.
El vicepresidente de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA), Hernán Zorrilla, aseguró que “se podría llegar a plantar alrededor de 162.000 hectáreas -un área similar al del ejercicio agrícola anterior-, pero también puede caer algo. Todo dependerá de las condiciones de siembra y de cómo se presente el año Niño que está anunciado”.
Hay productores que sostienen que apenas se alcanzarán las 162.000 hectáreas porque el sector aún maneja algunas interrogantes, entre ellas: cómo cerrará la zafra pasada donde aún falta por comercializar alrededor del 30% del arroz producido (contando el negocio que se cerró con Venezuela).
Zorrilla explicó a El País que durante la presente siembra, los costos tuvieron “una baja cercana al 10% debido a la suba del dólar”, pero “el resto de los insumos bajó poco; la gran mayoría mantuvieron sus precios”.
Entre los insumos, la suba de los combustibles y el costo de la energía eléctrica complican al sector; las bombas de riego se han pasado todas a electricidad cuando hace años atrás estaban funcionando a gasoil.
Hoy los anuncios de un año Niño preocupa más que los costos y los productores están jugados a cómo evolucionará el clima, porque si el Niño se manifiesta en plana siembra -con lluvias por encima de lo normal- será muy perjudicial.
“Aún así los productores están comenzando a sembrar”, admitió Zorrilla y aunque todos los años las siembras en la cuenca norte (Artigas, Salto, Tacuarembó y Rivera) comienzan antes que en el este, en esta zafra prácticamente van muy parejas o por lo menos no hay diferencias tan marcadas. El año pasado los cultivadores vivieron una buena zafra con rendimientos de 8.600 kilos por hectárea -fue uno de los más altos en la historia del cultivo-, produciéndose alrededor de 1.350 toneladas de arroz cáscara y parte de esa producción tiene problemas de comercialización.

Acuerdo es fundamental

El acuerdo entre los gobiernos de Uruguay y Venezuela por un monto global de US$ 300 millones, abarca la venta de 120.000 toneladas de arroz en momentos complicados para el sector. Aún no se sabe ni los precios, ni cuándo los molinos comenzarán a realizar los primeros embarques hacia el país de destino.

Rurales EL PAIS