arroz

Arroceros viven “año bisagra”, según Aguerre

Ayer se inauguró la zafra en Tacuarembó y se espera rinde alto.

ARROZ

Quedó inaugurada ayer en Tacuarembó la zafra de arroz, donde el cereal está ocupando un área de 160.000 hectáreas y se buscará un rendimiento récord.

Durante el lanzamiento de la cosecha del arroz el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, definió a este año como “bisagra” para lo cual serán factores relevantes para mantener al sector la introducción de investigación tecnológica el trabajo en inserción internacional.

El sector exporta el 95 % de su producción, con Irak y Perú como los dos mercados principales de colocación. Aguerre sustentó que “lograr la apertura del mercado colombiano en tiempo récord fue importante para que no decaiga tanto las venta”, según publicó el portal de presidencia. Costa Rica y China son mercados a los que apunta el gobierno para ingresar arroz uruguayo, adelantó Aguerre. Por otra parte, advirtió que la demanda del eje económico del Océano Pacifico se enlenteció.

“Estamos en un año bisagra para el sector arrocero, por el ajuste de costos que debe tener para poder sobrevivir. Tenemos que ver de qué manera acomodamos nuestros costos porque no se enfrenta el temporal de la misma manera aquellos que tienen que pagar renta de tierra y agua a quien es propietario”, remarcó el secretario de Estado en el lanzamiento de la cosecha del arroz, en un establecimiento ubicado en la ruta 5 sobre el kilómetro 318.

Aguerre sostuvo que el sector es netamente exportador y reconoció que “hay un 67% de cotización –del dólar– en términos reales, por lo que el producto se valorizó en forma importante”, afirmó.

El ministro, acompañado por el subdirector de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Martin Dibarboure, el presidente de la Asociación Cultivadores de Arroz, Ernesto Stirling, y alrededor de 100 productores, remarcó que la cadena encontró espacios y acuerdos que permitió promoción tecnológica, cuidado ambiental, construcción de oportunidades sociales y las fortalezas institucionales que permitió la inserción internacional.

Rurales EL PAIS