arroz

Arroceros avanzan poco en las siembras del cereal

Apenas llevan el 45% de un área estimada en 172.000 hectáreas.

CULTIVO

Arroceras. Este año el gran problema es el exceso de lluvias.

 

El clima le está dando una tregua al sector arrocero y los productores están pudiendo avanzar con las siembras que venían muy retrasadas.
“Hoy se está retomando la siembra pero venimos muy retrasados porque a nivel país se debe llevar un 45% del área total, con porcentajes más altos en el norte que en el este, donde se está bien abajo del 45%”, confirmó a El País el vicepresidente de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA), Hernán Zorrilla.
Este año la siembra se hizo en tramos, en la medida que el clima lo viene permitiendo. Los productores esperan poder seguir avanzando en estos próximos días. “Dentro de estos primeros 15 días de noviembre el tema está en que se pueda sembrar con buena humedad. Una siembra de esta fecha pero en seco es mucho más grave que una con buena humedad donde el cultivo nace rápido”, explicó Zorrilla.
El mes pasado prácticamente no se plantó nada de arroz. Las siembras tempranas datan de septiembre y esos arroces nacieron con muchos problemas, incluso hubo productores que debieron resembrar sus chacras para conseguir una mejor implantación del cultivo.
“Nunca tuvimos un año con mucha agua y con muy bajas temperaturas, incluso tuvimos heladas. Eso provocó que se tuvieran que realizar resiembras”, sostuvo el vicepresidente de la ACA. Y explicó que “el año pasado tuvimos 40% de siembra en noviembre pero este año vamos a tener 60% de siembra este mes si el tiempo lo permite. Se va todo muy tarde y eso complicará luego las cosechas”.
Para la ACA, todavía resulta muy difícil poder determinar el área que ocupará el cultivo este año. En principio se pensaban plantar unas 172.000 hectáreas que fue la superficie que alcanzó el cereal en 2014, pero según la opinión de Zorrilla, “las condiciones hoy son más para acortar área que para poder agrandarla”.
También resulta difícil determinar hoy si en la cuenca arrocera del este habrá productores que se tendrán que volcar a otras variedades más tardías, como es el caso de INIA Tacuarí que soporta un poco más frío.
El año pasado el arroz mostró uno de los rendimientos más altos en la historia del cultivo, pero el calor y principalmente la buena luminosidad que hubo durante el verano provocó un buen llenado de grano y desarrollos excelentes que posibilitaron llegar a rindes elevados. Este año aún es una ruleta rusa, porque se está frente a un año Niño, donde el nivel de lluvias estará por encima de lo normal y eso los arroceros lo vienen sintiendo más que ningún otro rubro. De todos modos apuestan a plantar.

Rurales EL PAIS