Alimentación

“Kosher se ha constituido en una etiqueta de calidad y seguridad alimentaria”

Los alimentos con certificación kosher se están posicionando fuertemente en los mercados internacionales. La carne tiene un destaque especial.

Norberto Clacheo, Consultor de la Cámara de Comercio Argentina – Israelí, aseguró en Valor Agregado por radio Carve que el mercado mundial de alimentos con certificación kosher es muy “importante” y factura alrededor de “600 mil millones de dólares anuales”. Solamente en Estados Unidos “factura unos US$ 12,5 millones por año” y tiene un “crecimiento sostenible de casi un 15% anual”.

Clacheo visitó nuestro país con el fin asociarse con la Cámara de Comercio Uruguaya – Israelí y a otros organismos estatales para promover la diversificación de productos y mercados con certificación kosher. “Tomamos la certificación no sólo como un ritual, sino una herramienta para mejorar la estrategia de diferenciación del producto”.

Estados Unidos es el principal mercado para los productos envasados con esta certificación. Según Clacheo, los alimentos kosher “han dejado de ser un patrimonio de la comunidad judía ortodoxa y lo consumen otras religiones, vegetarianos, veganos y personas con problemas a la lactosa”, agregando, “el kosher se ha constituido en una etiqueta de calidad y seguridad alimentaria”.

“El mercado es muy interesante para estos productos. Estamos en una época que cuando vas a la góndola de un supermercado te encontrás con una sobre oferta de productos”, explicando, “cada año en Estados Unidos aparecen 2.500 productos con certificación kosher”. Clacheo aseguró que desde el año 2009 al 2014 el 40,6% de los productos lanzados en el mercado norteamericano llevan certificación kosher.

Por otra parte, en septiembre comenzará la festividad judía que se extiende hasta los primeros días de octubre. Con respecto al retorno de los equipos kosher a la región, Clacheo comentó que ve un “retorno normal para octubre”.

Actualmente “Israel está con algunos problemas de suministros por incrementos de precios en algunos productos y se está por abrir una ley, que ya existe, para la importación de esos productos por fuera de las importaciones habituales”, afirmando, “eso se refiere a alimentos puntuales, pero no vemos que pueda haber algún cambio en la carne”.  

De todas maneras, declaró que “Israel se autoabastece de muchos productos del circuito kosher, pero es un mercado muy interesante para la carne con certificación kosher, ya que no es productor de carne vacuna”.  

Escuche el audio:

 

Rurales EL PAIS