Agricultura

Uruguay hace punta en agricultura por ambiente

Jornada en Dolores mostrará experiencia del grupo ADP.

A reaper harvests a field of wheat in Orezu

Trigo. Unos 4.120 kilos por hectárea sería el punto de equilibrio para poder cubrir los altos costos.

 

Pablo Antúnez.
La agricultura de precisión, conocida también como agricultura por ambientes (AXA), se tornó una herramienta fundamental, principalmente para las grandes empresas agrícolas, en el marco de un contexto de precios de los granos a la baja y mayores costos. En ese marco, mañana, en dolores, el grupo Agronegocios del Plata (ADP) mostrará su experiencia en el marco de un seminario especializado. Con selectos panelistas y diversas actividades que incluyen mostrar el uso de un avión no tripulado (Dron) que junto al software especializado para usarlo costó US$ 200 mil y un año de trabajo de cinco técnicos para desarrollarlo. La Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANNI) financió cerca del 75% de la inversión.
La agricultura de precisión no sólo es aplicada únicamente a la producción de granos, también puede ser usada en ganadería y otros rubros, estimulando una mayor producción predial y un mejor aprovechamiento de la inversión.
El seminario comienza a las 8.30, en las oficinas de ADP (Asensio 1.400, en Dolores), incluyéndose algunas actividades de campo.
El gerente de agricultura por ambiente de ADP, Gustavo Polak, contó a El País parte de la experiencia del grupo y explicó por qué esta herramienta productiva se volvió tan importante. “Con la información se puede tomar mejores decisiones, sembrando en aquellas partes del predio que tienen rendimientos superiores al rendimiento de equilibrio de este año. En momentos de crisis con costos altos, la generación de mayor información es fundamental para lograr una mayor productividad y mantener el equilibrio de las cuentas”, dijo el profesional.
La agricultura por ambientes no es otra cosa más que “la determinación de diferente productividad dentro de un campo. Es encontrar zonas que producen diferente y por lo tanto, si producen diferente, deberían manejarse diferente”, explicó Polak. Lo que hace ADP es utilizar la tecnología para encontrar esas zonas que producen diferentes. Basándose en información satelital y en tecnologías como los drones, el agrónomo tiene la certeza de determinar cuáles son las zonas del campo que mostrarán una mayor respuesta a las fertilizaciones y que producirán mayor volumen de granos, en el marco de una agricultura con costos altos. En este contexto es crucial el uso de la agricultura de precisión.
“Las personas que invirtieron en un proyecto de agricultura por ambiente en la época de bonanza, hoy más que nunca lo están utilizando. Debido a la baja de los commodities, lo primero que la gente quiere hacer es reducir costos. Lo segundo es buscar zonas donde los cultivos rindan más de lo que rendían antes, porque se precisa un rendimiento mucho más alto, explicó el experto de ADP.
El técnico sostuvo que lo que tiende a hacer la mayoría de los productores en estos momentos complicados “es a bajar los costos y a buscar esa zona que cubra ese rendimiento de equilibrio, pero para hacerlo lo primero, es descartar potreros y campos. Van más a lo macro”.
Polak aseguró que en la agricultura por ambientes, la ventaja es que se tiene menos probabilidad de cometer errores, porque tiene más certeza de las decisiones que tomará”, al poderse apoyar en información sumamente confiable.

Rurales EL PAIS