Agricultura

Una semana con explosiones en los precios de la soja en Chicago

Viernes de tomas de ganancias en los contratos de vencimientos más próximo en soja, a raíz de la cautela en los inversores, quienes se vieron sorprendidos por un informe sobre creación de puestos de trabajo en EEUU durante mayo, que resultó peor de lo esperado, llevando a los inversores a buscar refugio en activos financieros tradicionales, como oro y bonos.

image

En las posiciones más alejadas, la soja incluso subió, dejando en claro que la mayor especulación está parada sobre los contratos vinculados al mercado disponible, que es en donde prevalece la incertidumbre, en todos los casos vinculados al clima. Los cereales, por su parte, cerraron con nuevas subas, llevando a otro cierre semanal alcista. También la soja y su complejo de subproductos logró avances entre este vieres y el anterior.

El maíz subió, consiguiendo revertir la ola vendedora sufrida durante el día, vinculada a la liquidación de las posiciones más cercanas en soja. De esta forma, los contratos julio y diciembre lograron dar vuelta la tendencia y cerrar en nuevos máximos. Este viernes – y no el jueves, debido al feriado del lunes – se conocieron las ventas de exportación semanal, las que resultaron firmes y ayudaron a consolidar los precios. El fracaso en la cosecha de maíz safrinha en Brasil muestra un corrimiento cada vez más evidente de la demanda hacia EEUU, en donde se está viendo los mayores volúmenes de ventas (todavía sin embarcar) para esta altura del año desde 1987.

La soja cerró a la baja en las tres posiciones de vencimiento más cercano, con el contrato julio que se quedó sin argumentos que pudieran seguir sosteniendo las escalada alcista. En el nocturno previo, este mismo vencimiento había seguido subiendo, rompiendo con varios niveles de resistencia uno tras otro, para una vez cerrado y abierto el diurno empezar a deshacer ese envión, hasta terminar un poco más abajo que el jueves. Los datos sobre ventas de exportación fueron sólidos, tanto en poroto como particularmente en harina, volviendo a dejar en evidencia que la demanda se está mudando desde Argentina a EEUU. El contrato noviembre por su parte, referencia para la cosecha en EEUU, llegó a máximos desde mediados de 2015.

El trigo rebotó después de ver debilidad inicial temprano este viernes. Los trigos blando de Chicago y duro de Kansas modificaron los rangos de tendencia en los que venían desempeñándose, rompiendo con los valores máximos de esos rangos. La debilidad observada en el dólar este viernes ayudó para el avance en los valores del cereal. Los pronósticos climáticos para EEUU muestran tiempo más seco en las áreas trigueras, a diferencia del clima en Europa para los trigos de ese origen, con lluvias e inundaciones en Francia y Alemania particularmente, que pueden comprometer las calidades de los cultivos, sin considerar los daños ya producidos allí en infraestructura y en víctimas humanas.

FIMIX – Agrofinanzas

Rurales EL PAIS