Agricultura

Un martes para todos los gustos en Chicago

Chicago cerró con nuevas caídas en la soja y el trigo, aunque en el global quedó a mitad de camino respecto al lunes, ya que el maíz se las arregló para terminar con leves ganancias.

unnamed

Fue un martes en donde las noticias económicas provenientes de China tiñó de rojo casi todo aquello que se negocia electrónicamente en las bolsas del mundo. El dólar, los índices bursátiles – desde Asia, Europa y hasta EEUU – veían nuevos desplomes así como los metales, liderados por el oro. Las excepciones fueron para el Euro, el Yen y el Franco suizo, los que lograron un interés comprador, más que vendedor. En cuanto a los energéticos, apenas rebotaba el WTI en Nueva York, mientras que el Brent siguió desfondándose.

En cuanto al gigante asiático, este martes de madrugada se conocieron los últimos datos económicos, que confirman caídas en las importaciones y en la actividad económica en general, lo que refleja una menor demanda agregada por casi todos los bienes y servicios. Los commodities, fueron los primeros en sufrir este efecto, que tuvo a los datos de importaciones de soja como la grata excepción. Los inversores se muestran pendientes,  más que del reporte USDA de este miércoles 9, de la reunión del comité ejecutivo de la FED prevista para la próxima semana, en la que muchos descuentan que se decidirá por unanimidad la suba de tasas de interés referentes, después de nueve años.

El maíz mostró un poco más de firmeza, pese a que ésta se originaba en un rango cada vez más estrecho para operar. El contrato marzo encontró sobre los máximos valores observados durante el pasado verano boreal. No se esperan grandes cambios del USDA para este miércoles. Los embarques de exportación completados durante la última semana, divulgados en la víspera, se ubicaron en la mitad de la media necesaria para cumplir con el pronóstico del año comercial.

La soja cayó al cierre de la sesión diurna, y previamente había hecho lo propio durante el nocturno, cerrando nuevamente cercana a la zona de neutralidad. China muestra dos caras: por un lado una economía sufriendo los efectos de la desaceleración y enfriamiento, mientras que el mes de noviembre mostró un crecimiento de 22% frente al mismo período de 2015 y ya supera desde el 1º de enero a fin de noviembre el pronóstico de importaciones de soja para 2015, en alrededor de 10%.

Los embarques de EEUU realizados durante la semana anterior y divulgados este lunes, resultaron en el máximo de las previsiones del mercado. El clima en Brasil se mantiene con lluvias erráticas y desparejas, lloviendo en mangas lo que trae retrasos para completar la siembra de primera y necesidad de resembrar, al tiempo que las lluvias copiosas en los estados del sur de este país provocan el mismo efecto de retraso y de resiembras.

El trigo agregó pérdidas a las sufridas durante este lunes. Los embarques completados en la última semana siguieron en la misma línea de los datos que llevan a ubicarse 15% por debajo del volumen embarcado un año atrás. Así y todo, el USDA pronosticó para el presente año comercial el menor volumen embarcada de los últimos cuarenta y cinco años.

FIMIX – Agrofinanzas

Rurales EL PAIS