Agricultura

Un martes de retrocesos para los granos en las bolsas de Chicago

Cierres de martes en la dirección opuesta a la del lunes, corrigiendo la tendencia empezada en el arranque de la semana. El mercado pareció asimilar los datos sobre avance de tareas (ritmo de cosecha estival, de siembra invernal y calidad de cultivos), pese a que en principio ninguno de éstos parece tener la suficiente fuerza propia como para mover los precios para un lado un día y para el opuesto al día siguiente.

image

Las bolsas asiáticas y europeas cayeron, lo que marcó el ritmo para el resto del día de las bolsas en EEUU. El crudo volvió a desplomarse en Londres y Nueva York, mientras avanzaron levemente oro y bonos del tesoro. El dólar prácticamente no se movió en todo el día, lo que en buena medida dio vía libre para el avance de los commodities. La Reserva Federal de EEUU arrancó este martes su reunión mensual de dos días, tras la que no se esperan grandes anuncios sobre el aumento en las tasas de interés de referencia.

El maíz cayó, acelerándose las pérdidas hacia el final de la sesión diurna. Los datos de cosecha en EEUU divulgados este lunes (75%) se ubicaron por encima de 2014 (44%) y del promedio de los últimos cinco años (68%).

Las lluvias residuales del huracán Patricia están trayendo niveles de humedad que podrían provocar algunas demoras sin importancia en las labores de recolección. La demanda continúa debilitada, con embarques decepcionantes, lo que mantiene acotada cualquier intento de alza.

La soja subió, rebotando de las bajas del lunes y dejando atrás así tres sesiones consecutivas a la baja. Los Farmers no venden mientras se concentran completar los trabajos para levantar la oleaginosa cuanto antes. Los fondos van pasándose desde la posición noviembre, a enero 2016, conforme se acerca la fecha de vencimiento de las opciones en Chicago. La cosecha en el Medio Oeste de EEUU subió de 77 a 87% en los últimos siete días, por encima de 2014 (68%) y del promedio de los últimos cinco años (80%). Los embarques de la última semana se ubicaron en 2,7 millones de tons, casi 6 barcos completos (de 66 mil tons cada uno) cargados diariamente, a lo que se sumó una venta diaria este martes por 110 mil tons adiciones, con destino China, lo que muestra la buena salud que exhibe la demanda.

El trigo vio salirse a varios fondos de sus posiciones vendidas, a través de compras de contratos, para cobrar la diferencia de precio, tal como suele suceder. La caída en la calidad de los trigos relevados, de 59 a 47% entre años, se suma a las lluvias excesivas que caen sobre las planicies trigueras, mientras que otras zonas las ven pasar de largo.

FIMIX – Agrofinanzas

Rurales EL PAIS