Agricultura

Sojeros con incertidumbre por escasez de semillas para la siembra

Prevén importar semillas desde Brasil.

Siembra de soja. Foto: Agromeat.

Siembra de soja. Foto: Agromeat.

El productor agrícola Carlos Dalmás comentó en Valor Agregado en radio Carve que existe cierta incertidumbre por la disponibilidad de semillas en el mercado, ya que la producción para este año fue difícil y la cantidad que se pudo guardar fue menor a la del año pasado.

Explicó que “uno espera que a nivel país se haya guardado mucho menos semillas de lo que se guarda generalmente”. Agregó que también es probable que “varios productores que hacen su propia semilla tengan problemas en la calidad, pero si no es grave lo van a poder solucionar usando más kilos por hectárea, que obviamente incrementa los costos”.

Asimismo, Dalmás dijo que es muy probable que la faltante aumente los valores de este insumo. “Uno esperaría que el precio no supere el 20% con respecto al año pasado”. Además señaló que hay “datos de que se podría empezar a importar semillas de Brasil, pero eso obviamente dependerá del costo al que se puede hacer esa compra”.

El productor afirmó que la falta de calidad de las semillas provocará que los agricultores deban aumentar el uso de kilos de semillas por hectárea, porque la germinación va a ser menor a otros años, y eso también incrementa los costos entre un 10% a 15%.

Negocio. Dalmás dijo que el panorama en general viene siendo bastante alentador, pero la situación era más linda cuando la soja valía US$ 380 por tonelada. Sin embargo, aseguró que hoy la realidad es otra y el precio está en US$ 345 por tonelada.

Remarcó que “si uno hace números a esos valores el negocio todavía sigue siendo interesante”. Agregó que en la zona de Colonia “tenemos, con rentas incluidas y a los precios actuales, un rendimiento de equilibrio en soja de primera de 2.500 kilos por hectárea y en soja de segunda estamos en los 1.700 kilos por hectárea”.

Explicó que si el precio baja un 10% con respecto a los valores actuales “nos tenemos que acercar a rendimientos de equilibrios de 3.000 kilos por hectárea por soja de primera y 2.000 kilos por hectárea en soja de segunda, por lo que el negocio se ve más riesgoso”.

Finalmente, aconsejó que con los valores actuales “estaría bueno irse cubriendo un poco para asegurar el negocio”.

Escuche a Carlos Dalmás:

Rurales EL PAIS