Agricultura

Sojas de primera vienen sanas y bien desarrolladas

Lluvias llegaron en el momento justo y habrá resiembras.

Soja. Cultivos.

Soja. Cultivos.

Pablo Antúnez

Las lluvias le devolvieron la vitalidad a los cultivos de soja. Habían finalizado las siembras de cultivos de segunda y las primeras estaban con muy buenos desarrollos y hasta la fecha con muy buena sanidad, pero todos estaban precisando el agua.

“Lo que estaba quedando por plantarse eran remanentes de segunda y es posible que se tenga que hacer algunas resiembras de alguna chacra porque hubo algún daño al ser muy intensas las lluvias”, explicó a El País el Ing. Agr. Marcos Carrera, técnico de Monsanto.

A nivel de las sojas de primera, Carrera recordó que todo el proceso de instalación de siembras “se hizo muy bien” y esos cultivos habían recibido buenas precipitaciones.

Los productores temían que existiera algún problema con la calidad de la semilla al comienzo de la siembra, ” principalmente en lo que podía ser de uso propio y sin embargo la instalación del cultivo fue muy buena. Hasta el día de hoy estamos en muy buen año para soja”, afirmó el experto.

En el pasado año agrícola (2015/16) el cultivo llegó a 2,21 millones de toneladas, mostrando una caída de 29% respecto al ejercicio anterior (dato Opypa). Se plantó 1,14 millones de hectáreas -el área había caído 15% respecto al ciclo anterior- y el rendimiento fue 1.937 kilos por hectárea; la productividad cayó 17% respecto a los 2.331 kilos por hectárea del año agrícola anterior (dato Opypa).

Este año, algunos técnicos estiman que el área está muy cercana a 1,3 millones de hectáreas, cuando en principio se estimaba que sería muy similar a la registrada el año pasado.

Si bien hubo lotes de semilla que estuvieron en el límite, en muchos casos los productores subieron la densidad de siembra y los usaron igual. No se registró en el mercado local el faltante de semilla que provocó pánico entre los productores al comienzo de la siembra de la oleaginosa.

Mientras tanto, en Argentina, donde las sojas también estaban precisando lluvias urgente, no alcanzaron al sudeste de la provincia de Buenos Aires, lo que amenaza parte de la siembra de la soja 2015/16.

El jefe de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, Esteban Copati, señaló que la falta de lluvias en el sudeste bonaerense podría impactar en el área sembrada  con soja, que la entidad estimó en 1,65 millones de hectáreas, de un total de 19,6 millones para todo el país.

“El sudeste bonaerense sigue complicado. Lo que más complica es que ahí se siembra hasta el 10 de enero, porque no se puede retrasar más la fecha de siembra”, explicó Copati. En el resto de las zonas agrícolas argentinas las lluvias fueron copiosas y le vinieron muy bien a los cultivos ya instalados.

Durante los próximos días no se prevén lluvias en las regiones agrícolas de Argentina y eso complica más la situación para los productores en un año complicado para la agricultura y donde, al igual que en Uruguay, la oleaginosa es la que sigue pagando las cuentas, porque los demás están con precios más complicados.

Rurales EL PAIS