Agricultura

Soja sigue subiendo por inundaciones argentinas

Se perderían  US$ 1.750 millones; Palmira cerró a US$ 382

Lluvias extremas afectan a la producción. Foto: La Nación - GDA.

Lluvias extremas afectan a la producción. Foto: La Nación – GDA.

Pablo Antúnez

Los valores de la soja se siguen tonificando en la medida que continúan subiendo las estimaciones de pérdida de la cosecha argentina de la oleaginosa, debido a las inundaciones en Santa Fe y parte de la zona agrícola.

“Los precios se seguirán tonificando hasta que se sepa cuál es la pérdida real que se pueda tener”, estimó ayer a El País Juan Foderé, principal del Departamento Comercial y Logística de la empresa Fadisol S.A..

A su vez, explicó que se dice que el resto del área sojera argentina “está  en excelentes condiciones y  eso puede hacer que por un lado, estén perdiendo, pero por otro, vayan a ganar un rendimiento más alto que en la zafra anterior” y eso compense parte de las pérdidas.

“No sé cuánto más puede llegar a subir la soja”, admitió Foderé, respondiendo igual que otros operadores consultados por El País.

El ejecutivo de Fadisol S.A. consideró que “estos días va a seguir subiendo”, pero advirtió que “todo tiene un límite”.

Ayer la referencia de la soja para Nueva Palmira era US$ 382 por tonelada. El mercado se movió bastante , “hubo grandes movimientos, mucha gente vendiendo. Se está dando todo, buenos rendimiento, buen desarrollo y buenos precios”, explicó Foderé.

Mientras tanto, según publicó La Nación la campaña agrícola en la Argentina ya tiene un piso de pérdidas de entre US$ 1.100 y  US$ 1.750 millones, según previsiones oficiales y privadas, por el efecto de las inundaciones que golpean gran parte de Santa Fe y zonas del norte y oeste de Buenos Aires y Córdoba. Por las fuertes precipitaciones anteriores, la semana pasada ya había quedado en duda el logro de una cosecha récord. Las inundaciones están haciendo barajar de nuevo los cálculos de cosecha.

Pablo Adreani, de la consultora AgriPac, pasó de prever 55 millones de toneladas de soja al inicio de la campaña a 50 millones de toneladas. Esos cinco millones de toneladas menos significan US$ 1.750 millones, aproximadamente el 7% del valor de la cosecha. Adreani sostiene que hay un millón de hectáreas sin sembrar con el cultivo: 300.000 por la sequía en el sur bonaerense y 700.000 por inundaciones. Además, hay otras 700.000 hectáreas anegadas, ya sembradas. Hay lugares de la zona agrícola central donde ya llovieron 600 milímetros en el último mes, más del 60% del registro de todo un año.

“En la zona hay registros de lluvias desde 1913. Nunca se dio que en un día lluevan tantos milímetros”, contó Alberto Marchionni, productor de la localidad santafecina de Hughes.

Si bien ayer no hubo negocios en la Bolsa de Chicago por el feriado en conmemoración a Martin Luther King en los Estados Unidos, el seguro impacto de las adversas condiciones climáticas sobre la producción argentina de soja se reflejó en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde la posición mayo, coincidente con el ingreso de la nueva cosecha en el circuito comercial, subió un 1,5%, al pasar de US$ 269,50 a US$ 273,50 por tonelada. (En base a datos publicados por La Nación/GDA).

Rurales EL PAIS