Agricultura

Siembras tempranas de trigo precisaban las lluvias

Cultivos de invierno perdieron área en esta zafra agrícola.

trigo

Trigo. La región precisará el cereal porque en Argentina se plantará menos y Paraguay sufre sequía.

 

Pablo Antúnez. 
Las lluvias trajeron alivio en algunas zonas a los cultivos de trigo, que entre las heladas y el déficit hídrico en los departamentos afectados por la sequía, estaban a punto de perderse.
“Lo que se sembró temprano -por ejemplo las chacras sembradas hasta el 25 de mayo-, se implantó todo muy bien. El problema que tenemos es que esos cultivos están sufriendo mucho la sequía, que combinado con las heladas, si no hay lluvias, le están dando pocos días de vida al trigo”, advirtió el asesor agrícola Carlos Dalmás. El técnico que trabaja en muchas chacras de Colonia y San José, entre otras zonas, sostuvo al igual que varios de sus colegas que el área destinada al cereal en esta zafra de cultivos de invierno, es inferior a la sembrada el año pasado.
Dalmás reconoció que en las zonas donde no llovió se van a empezar perder cultivos. “Hay muchas chacras que se plantaron en junio que todavía no tienen los cultivos nacido y que están esperando por lluvias para ver si se implantan o no. Ese es otro factor que puede hacer disminuir el área”, estimó el especialista al ser consultado por El País.
La misma situación vive la cebada, con las chacras que se plantaron temprano bastante bien, pero en este caso -según dijo Dalmás-, el cultivo sufre más las heladas y “está un poco más castigado”.
En cuanto al área, los técnicos estiman que será muy similar a la plantada el año pasado -la DIEA/MGAP aún no divulgó sus cifras de la encuesta de cultivos de invierno- e incluso hasta puede ser un poco mayor, “por el hecho de que es un negocio cierto. Cuando se planta, el productor sabe que la van a recibir su producción y hay un determinado precio. En el trigo, en realidad, el mercado está bastante complicado si no se logra sacar calidad”. El año pasado se complicó la comercialización del cereal, pero a la vez los precios se cayeron. Los productores se deprimieron bastante y en algunos casos decidieron no plantar.
“Creo que este año se puede revertir esa situación, sobre todo porque Argentina plantará muy poco trigo, más allá de que tiene mucho stock. En Paraguay había algún problema con lo plantado por el exceso de lluvias y habrá que ver cuánto planta Brasil. Creo que trigo en la región hará algo de falta. Me parece que es probable que haya colocación por esa situación”, analizó Dalmás.
Por el lado de los precios, la pasada semana, el trigo en el mercado de Chicago mostró un repunte importante en los precios y eso cambia bastante el panorama para los productores agrícolas.

Argentina mantiene cepo.

Argentina mantiene el cepo sobre su trigo y el mes pasado, el ministro de Economía, Axel Kicillof, abrió un nuevo cupo por 1 millón de toneladas. En paralelo, habilitó una cuota para colocar 100.000 toneladas de harina. Más allá de la medida, algunos operadores de estimaron que la medida oficial no tendrá impacto sobre el precio que reciben los productores. Hay mucho trigo guardado en los silos y chacras de Argentina.

Rurales EL PAIS