Agricultura

Semana de incertidumbre para el precio de la soja

Elecciones en EE.UU. y nuevo informe del USDA son claves.

Soja.

Soja.

Pablo Antúnez.

El precio de la soja enfrenta una semana que será decisoria para el futuro del mercado de cara a los próximos meses. Las elecciones presidenciales en Estados Unidos, sumadas a la emisión, mañana miércoles, de un nuevo informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos sobre perspectivas agrícolas y sus resultados, serán decisorios para los precio.

“Es probable que si gana el candidato Donald Trump los fondos de inversión se retiren y eso, en el corto plazo, puede generar una baja en los precios de la soja”, admitió el analista uruguayo Fernando Villamil, operador de Agrosur.
A su vez, el nuevo informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, genera una gran expectativa por los rendimientos que está teniendo la oleaginosa en ese país.

“Hay un avance de más del 80% de la cosecha estadounidense y se está viendo que posiblemente haya rendimientos superiores a los estimados en principio. Si hay un incremento en los rendimientos que estimó el USDA, el precio va a ser bajista”, explicó Villamil.

De lo contrario, si los rendimientos esperados son iguales a los estimados previamente por el USDA, el nuevo informe “le puede dar un sostén al precio y si hay una información adicional de una demanda que viene muy fuerte y que es lo que le está dando sostén a todo esto, puede haber un efecto positivo sobre el precio de la soja”, dijo Villamil.

La demanda para la oleaginosa está sostenida por China que continúa comprando fuerte en Estados Unidos y se espera que importe volúmenes récord este año. Esa es una señal positiva para el mercado que alimenta la esperanza de contar con precios mejores.

Ventas. En lo interno, en estas semanas, pese a los precios buenos para el productor con una soja en el orden de US$ 370 por tonelada, no hubo un gran impulso en las ventas anticipadas de la oleaginosa en Uruguay. “Los precios no están mal, pero se espera que ahora cuando se concrete la siembra —la soja se está plantando en estos momentos y su área sería similar a la de 2015— haya un empuje de las ventas anticipadas”, pero siempre y cuando los precios “continúen en niveles similares a los actuales”, reconoció el operador de Agrosur.

Se estima que se lleva vendido anticipadamente alrededor del 20% de la cosecha futura, cuando en años anteriores —a esta altura del año— el porcentaje negociado era mayor.

En el ejercicio agrícola anterior la soja alcanzó una superficie de 1,33 millones de hectáreas, con una producción promedio de 2.331 kilos por hectárea y una cosecha global de 3,3 millones de toneladas.

Las siembras venían avanzando fuerte la semana pasada, ayudas por el clima y por un buen nivel de humedad en los suelos. El mercado también supo resolver los problemas que se estaban generando con la disponibilidad de semilla, pues parte de la semilla dejada por los productores para uso propio perdió calidad debido al clima. Parte de esas partidas fueron suplantadas por semilla importada en un cultivo que es clave, porque es el que continúa pagando las cuentas.

Rurales EL PAIS