Agricultura

Se regó el 12% del maíz y menos de 1% de la soja

Según DIEA, rendimiento promedio subió 46% en ambos.

CULTIVO DE  MAIZ

Maíz. Rurales – El País.

En la zafra de cultivos de verano 2015/16 se regó el 12% de la superficie plantada con maíz —fueron 10.242 hectáreas— y menos del 1% del área de soja. Así lo confirmó la Encuesta Agrícola Invierno 2016 que mide por primera vez el uso de esta tecnología en los cultivos de granos.

El rendimiento promedio del maíz regado fue 8.546 kilos por hectárea, un 46% superior que el rendimiento promedio del maíz de secano, lo que muestra el fuerte impacto que tiene esa tecnología. Es que el maíz regado rindió 46% que el cultivado en secano.

A su vez, la superficie de soja regada en la zafra 2015/16—según la DIEA— apenas representó el 0,7% y mostró un rendimiento promedio de 2.828 kilos por hectárea, que representan un 46% por encima del promedio de soja de secano.

Según la encuesta, la superficie plantada con maíz con destino grano seco fue de 83 mil hectáreas siendo similar a la zafra 2014/15.

A su vez, el rendimiento promedio del cultivo fue de 5.867 kilos/ha, logrando un aumentó del 2% respecto a la zafra anterior y el máximo histórico registrado en las encuestas nacionales. El área sembrada de sorgo para grano seco fue de 66 mil hectáreas, un 20 % inferior a la zafra pasada, con un rendimiento promedio de 3.606 kilos/ha.

El sorgo que se sembró inicialmente para grano seco y que fue afectado por la sequía de diciembre de 2015 y por las precipitaciones del otoño 2016, presentó otros destinos como ser el silo grano húmedo, lo que explica la diferencia con la intención de siembra relevada en la encuesta primavera 2015 que fue de 83 mil hectáreas.

Invierno. Por su parte, la siembra total de cultivos de invierno para grano seco abarcó 463 mil hectáreas, se redujo 6% respecto a la zafra anterior donde había llegado a 490.000 hectáreas sembradas en la zafra 2015/16.

La encuesta de la DIEA confirmó la caída de 30% en el área destinada al trigo, producto de los problemas de calidad que el cultivo mostró el año pasado —debido a problemas climáticos— y al desestímulo causado por la caída de precios.

El cereal se estima que ocupa 222.000 hectáreas, marcando una tendencia a la baja que se manifiesta desde las últimas tres zafras.

En la otra vereda, la cebada cervecera mostró un aumento muy significativo en el área sembrada alcanzando las 191.000 hectáreas, siendo más del doble a la registrada en la zafra anterior 2015/16 (casi 100 mil hectáreas más) y pasa a ser la mayor área registrada por nuestras encuestas. El cultivo mostró resultados muy buenos en la zafra anterior.

A su vez, la avena para cosecha de grano seco registra un pequeño descenso con respecto al año anterior, alcanzando un área sembrada de 22.000 hectáreas (un 15% menos que en 2015/16).

El cultivo de colza no mostró cambios luego del importante aumento de área que registró en la zafra 2015/16, manteniéndose en el entorno de las 26.000 hectáreas, reveló la encuesta. No menos importante ese la superficie de pasturas con cultivos de invierno, la que se estimó, para la zafra 2016/17 en poco más de 43.000 hectáreas, un 9,4% del área total sembrada con cultivos de invierno.

Comparando con la zafra anterior en la que se sembraron unas 54.000 hectáreas, estamos ante una disminución del 20%. DIEA también emitió un anticipo del área estimada para cultivos de verano para la zafra 2016/17.

La intención de siembra reportada con cultivos de verano para grano seco fue estimada en casi 1.039 miles de hectáreas, un área 19 % inferior a la sembrada en la zafra pasada.

Rurales EL PAIS