Agricultura

Se concretan más ventas de soja con la suba de precios

Los altos rendimientos de la zafra pasada obligan a refertilizar los suelos y eso provocará suba de costos.

Oleaginosa. En la zafra pasada Uruguay tuvo un rendimiento de 3.026 kilos; fue récord histórico.

Pablo Antúnez.
La suba de precios de la soja en el mercado internacional, provocada por factores climáticos en Estados Unidos, está concentrando una mayor venta en estos últimos días.
“Con valores que están en el entorno de US$ 350 por tonelada para la soja disponible y de US$ 360 por tonelada para la cosecha de la próxima zafra, se estima que el avance en las ventas está por encima del 80%” de ese grano disponible, aseguró a El País el broker Fernando Villamil, principal de la empresa Agrosur.
Las ventas de la oleaginosa venían atrasadas a nivel de toda la región -fuerte polo productor-, pues los productores esperaban mayor estímulo de precios para concretar sus negocios.
La soja subió nuevamente esta semana, volviendo a máximos desde julio del año pasado, recordó Fimix Agrofinanzas. Los contratos de vencimiento correspondiente a la zafra de EE.UU., se encuentran por encima de las principales referencias de corto plazo, aunque entrando en terreno sobrecomprado, de acuerdo con indicadores técnicos con los que se rigen los inversores, para evaluar la conveniencia de seguir comprando contratos. El pasado lunes también se conoció una caída (2%) en la calidad de la sojas implantadas, que dejaron de estar en estado bueno/excelente, según recordó Fimix Agrofinanzas.
Todos los años, principalmente en julio y agosto, el mercado se torna “climático” en Estados Unidos, cuando el desarrollo de los cultivos está en momentos críticos donde se juegan los rendimientos.
“Hay escasas lluvias y las acumuladas estaban por debajo de lo normal para la época del año comparadas con el año pasado. Se habla que hay un déficit de humedad cercano a 30% en Illinois y Iowa”, explicó el broker Villamil a El País. Según el último relevamiento, el 34% de la soja estadounidense -al pasado 9 de julio- está en floración, cuando el año anterior a la misma fecha el porcentaje era de 37%.

Endebles. La suba de precios todavía cuelga de un hilo. “Si hay lluvias en el corto plazo, la situación puede cambiar, porque hay otras etapas como el llenado de grano que pueden revertir esta pérdida en términos de rendimientos”, explicó el analista de Agrosur. Eso podría provocar “un ajuste de precios a la baja”, afirmó Villamil.

Costos. De cara a la próxima zafra, el asesor agrícola privado Carlos Dalmás, dijo a El País que los costos de implantación de la oleaginosa “van a ser altos”, principalmente porque “hubo muy buenos rendimientos en la zafra anterior y eso hizo que haya mucha extracción de nutrientes del suelo”, por lo que “habrá que fertilizar muy bien. Ahí vamos a tener un costo bastante importante”. El precio de la oleaginosa que viene subiendo “ayudará”, pero “el negocio sigue estando ajustado”, advirtió Dalmás.
Según los datos de la Oficina de Estadísticas Agropecuarias (DIEA/MGAP) en la zafra pasada se plantaron en Uruguay 1,1 millones de hectáreas, con una producción de 3.338.000 toneladas que representaron un máximo histórico. Bajó el área pero ayudaron los rindes.
El rendimiento promedio estimado para la zafra 2016/17 fue de 3.026 kilos por hectárea, fue 56% más alto frente a 2015/16, donde se habían obtenido 1.937 kilos por hectárea, según cifras de la DIEA.

Rurales EL PAIS