Agricultura

Reporte del USDA, modo volatilidad activado en ON

 

JUEVES

Los cierres de este miércoles fueron con perdidas generalizadas en cuanto a signo negativo (cualitativo) y dispares en cuanto a los niveles de rojo (cuantitativo) tras un día de reporte USDA de oferta y demanda de granos, con la volatilidad acostumbrada a estos días en modo “on”. El mercado suele usar los días subsiguientes para terminar de asimilar el último informe y empezar a acomodarse a las últimas cifras divulgadas.

En los otros mercados, el dólar no se movió prácticamente nada, lo mismo que los bonos, mientras que los  energéticos perdían y los metales operaban con resultados dispares. Por su parte, las bolsas de valores tuvieron buenas ganancias, al mejorar los rendimientos de los bonos del tesoro estadounidense.

El maíz cerró en baja, basado en el ajuste hacia arriba en sus inventarios finales por el USDA, tanto para los de disponible, como para los de la nueva zafra. La demanda interna para producción de etanol y para alimentación de aves sigue dando muestras de poco empuje, mientras que en los fondos se posicionan vendedores de contratos. Esto, sumado al empuje bajista del trigo, no hubo nada que se resistiera a su onda expansiva.

La soja también bajó, si bien mínimamente, ya que el organismo oficial agrícola recortó los inventarios finales para la zafra disponible (6%) como para la zafra nueva (5%). Si bien la oleaginosa sufrió los efectos del trigo, fue la que logró mantener la cabeza afuera del agua.

El trigo – por su parte – barrió con todos, alcanzando pérdidas de casi 7 dólares por tonelada, tras conocerse los cálculos de producción invernal mayores a lo previsto por el mercado. Así es como por nuevo año se estaría produciendo mayor cantidad de trigo de baja calidad en detrimento del trigo de calidad, que sería más escaso, valorizándose por el doble efecto de calidad y escasez.

 

FIMIX – Agrofinanzas.

FIMIX

Rurales EL PAIS