Agricultura

Proyecciones: Argentina recortó las áreas de soja y maíz por la sequía

Mercado reacciona ante baja de áreas y pronóstico climático.

Cosecha de soja. Foto: La Nación.

El Ministerio de Agroindustria de la Argentina recortó esta semana sus estimaciones para el área de soja y maíz 2017/18 a 16,75 millones y 8,7 millones de hectáreas respectivamente, debido a los efectos del clima seco que afecta a regiones productoras de ambos cultivos.

El mes pasado, el gobierno argentino había calculado la superficie que será utilizada con la oleaginosa y el cereal en 16,8 millones y 18,8 millones de hectáreas, respectivamente.

“En algunas zonas no llegó a completarse la siembra de la soja de segunda, por falta de humedad”, dijo la cartera en su reporte mensual de grano correspondiente a este mes , donde agregó que la mayor parte de las principales zonas maiceras sufren de déficit hídrico que afecta a la agricultura argentina.

Sin embargo, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) también dijo esta semana que precipitaciones recientes en los últimos días alejaban las posibilidad de un nuevo recorte en el área que será sembrada con los dos principales cultivos de la Argentina.

“Se relevaron importantes volúmenes de lluvias acumuladas en el extremo norte del país, en donde el retraso de siembra ponía en riesgo la superficie finalmente implantada con soja y maíz”, explicó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires en su reporte semanal de granos.

De acuerdo a la Bolsa, hasta el pasado jueves los productores habían sembrado el 98,9% de los 18 millones de hectáreas que prevé para la soja y el 92,4% de los 5,4 millones de hectáreas que estima para el maíz de uso comercial.

Con respecto al trigo 2017/18, el ministerio comunicó que elevó en 500.000 toneladas, a 18,5 millones de toneladas, su estimación de la cosecha del cereal gracias a los elevados rendimientos.

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja, el tercero de maíz y un proveedor mundial clave de trigo.

Por otro lado, en Chicago, los precios de la soja retrocedieron tras superar los US$ 10 por bushel, cerrando planos porque los operadores seguían atentos a una sequía desfavorable para los cultivos en Argentina.

El precio del maíz también se derrumbó, mientras que los precios a futuro del trigo tocaron el máximo en siete semanas y terminaron firmes por cobertura de posiciones cortas y compras técnicas. La soja para marzo excedió los US$10 dólares por bushel para luego retroceder.

[en base a Reuters]

Rurales EL PAIS