Agricultura

Productores no preveían “importante pérdida de dinero” por protocolo de soja

Aguerre se reunió con la Asociación Agropecuaria de Dolores.

Reunión ministro Tabaré Aguerre y Asociación Agropecuaria de Dolores. Foto: Andrés Alayón en Twitter.

El protocolo sanitario de soja firmado entre las autoridades de Uruguay y China ha sido un disgusto para los productores locales que hasta el momento ha resultado un incremento en los costos de producción.

Por este motivo, la Asociación Agropecuaria de Dolores mantuvo el viernes una reunión con el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, e integrantes de la cartera especializados en temas agrícolas.

Andrés Alayón, vicepresidente de la gremial de Dolores, aseguró que “no quedamos conformes con la respuesta de Aguerre”, la realidad es que “estamos recibiendo menos dólares de los que deberíamos”.

Señaló que están recibiendo un “castigo” en el precio de la soja que ronda entre US$ 10 a US$ 35 por tonelada debido al procesamiento. Dijo que el productor está recibiendo menos dinero y está con más costos en su producción de soja. “Es obvio que no estamos conformes con el protocolo porque está significando una pérdida de dinero muy importante”, resaltó Alayón.

Las autoridades explicaron que “no hay motivo alguno de que exista ese diferencial. Nos dicen que este protocolo es mejor. Ellos argumentan que no hay motivo de que se pague menos la soja, pero la realidad es que el productor está recibiendo menos (…) Dicen que están trabajando para eliminar todas esas incertidumbres para que esa diferencia no se dé”, comentó Andrés Alayón.

En definitiva, desde la Agropecuaria observan dos temas: “uno es lo que debería ser y otro es lo que realmente es”. Durante la reunión, el ministro Aguerre explicó todos los argumentos en cuanto a que “en un futuro la posición uruguaya va ser mejor a la posición de nuestros vecinos”. Asimismo, Alayón expresó que en algún momento se dijo que sin este protocolo “capaz que el tema no era que la soja valiera menos, sino que tampoco habría mercado a China”.

El vicepresidente de la Agropecuaria de Dolores hizo referencia a que el diferencial de precio que recibe un productor argentino con respecto de Chicago -sacando la retenciones antes de que se hiciera público el protocolo- “era muy similar a la de Uruguay: US$ 12 o US$ 13 en Argentina y US$ 14 en Uruguay”. Explicó que la realidad de hoy, después de público el protocolo, “es que Argentina está en unos US$ 10 u US$ 11 de diferencial,  mientras que en Uruguay son US$ 30; o sea que estamos en un diferencial de US$ 20”, señaló.

La hipótesis de la Agropecuaria es que “hay una suma importante de pequeñas coberturas que se trasladan al precio final. A su vez, hay un incremento en todo lo que es manipulación, más el aumento de costos en los controles y los camiones de la limpieza”, aseguró. En opinión del agrónomo esto era algo que no pasaba y “se transmite directamente a la plata que le queda al bolsillo, que no es poca, porque por hectárea estamos hablando de entre US$ 40, US$ 50 o US$ 60”.

Otro punto que fue resaltado durante la reunión, es que los productores se enteraron tarde porque “si bien esto se firmó en octubre, nosotros nos enteramos en enero”. Según Alayón, no es lo mismo todas las medidas que se hubiesen podido tomar desde la siembra “si hubiéramos sabido que nos iban a cambiar las reglas de comercialización; el manejo hubiera sido totalmente distinto”, aseguró.

Escuche Andrés Alayón:

Rurales EL PAIS