Agricultura

Podrían perderse 600.000 ha. de trigo en Argentina

Un investigador de la UBA advierte ante inundaciones.

TRIGO

GDA/La Nación.
Unas 600.000 hectáreas de trigo, equivalentes a casi el 20% de la superficie sembrada en Argentina, corren riesgo de perderse por las inundaciones en el centro y el norte de la provincia de Buenos Aires, y en el sur de Santa Fe. Esta situación se daría si durante 15 a 20 días más persisten los fuertes anegamientos de los campos.
Según la Bolsa de Comercio de Rosario, este año se cubrieron 3,4 millones de hectáreas con trigo, un 26% menos que el año pasado. Si por el agua esa superficie se achicara en 600.000 hectáreas, que a su vez significa una inversión perdida de casi $ 1800 millones, el área por cosechar con trigo quedaría en 2,8 millones de hectáreas. Una superficie similar tan baja se cosechó en 1951 con Juan Domingo Perón en medio de una fuerte sequía que hizo perder miles de hectáreas. De todos modos, el área por cosechar alcanzaría para una producción de 9 millones de toneladas, suficientes para el consumo interno y para poder exportar. El año pasado se recolectaron 12,8 millones de toneladas.
“Unas 600.000 hectáreas de trigo están en peligro. Eso se perdería si en el área anegada hay una constante de 15 a 20 días de anegamiento”, expresó a La Nación Daniel Miralles, docente e investigador de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires.
Miralles insistió en que esa apreciación se trata del “peor escenario, la peor pérdida esperable” si la inundación perdura 20 días. Sucede que en muchos lugares va a drenar rápidamente el agua.
Si una caída de 600.000 hectáreas es la perspectiva más pesimista, en la visión más optimista la pérdida rondaría las 200.000 a 300.000 hectáreas, según Miralles. Esto porque en algunas zonas el agua podría retirarse antes dando lugar a una recuperación de parte de los cultivos.
En su último informe, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimó que la superficie comprometida para el trigo asciende a 290.000 hectáreas. Esta entidad proyectó 3,7 millones de hectáreas sembradas, con lo cual supone en riesgo el 7,8% del total. Por su parte, ayer la Bolsa de Comercio de Rosario destacó, aunque para el sur de Santa Fe y el norte bonaerense, que “las zonas más complicadas por ahora están mejor de lo que se esperaba”.
El escenario podría ser similar a 2012, que también derivó por un fenómeno similar en recortes en el rendimiento y una cosecha de apenas algo más de 8 millones de toneladas.

Rurales EL PAIS