Agricultura

Martes de vuelta atrás y de ventas adelante en las bolsas de Chicago

Día de liquidaciones generalizadas este martes en Chicago, en un día en donde la incidencia de los demás mercados financieros estuvo a la orden del día y lo hizo desde temprano.

image

Este martes de madrugada se informó sobre la baja en la tasas de interés de referencia por el Banco Central de China, lo que determinó la caída del Yuan frente a otras monedas (como el Yen japonés), por lo que los inversores reaccionaron con nerviosismo ante la idea de un posible agravamiento en la guerra de divisas, con el fin de abaratarse frente a los demás competidores. El caballito de batalla de los inversores ante tanta volatilidad – el crudo – se hizo presente, con los operadores vendiéndolo fuerte desde temprano y sus precios yéndose hacia abajo desde temprano. Con eso, el oro negro se llevó consigo a los otros activos – bolsas, granos, energéticos, etc – por lo que nadie estuvo a salvo, con excepción de oro y bonos, como suele ocurrir en estos días.

El maíz cayó fuerte, dejando atrás los valores conquistados durante los últimos días, todos los días un poco. Este martes, borró de un plumazo esos leves avances para caer fuertemente. Los datos de embarques semanales en EEUU hacia el exterior conocidos este lunes, fueron insuficientes para contener a los inversores con la mente puesta en vender.

La soja perdió terreno, en forma parecida al maíz, ya que los valores conseguidos tras varios días se borraron de un saque. En días como este martes, ni siquiera los buenos datos de embarques marítimos resultan suficientes – por muy buenos que pudieran ser – para cambiar la pisada de un mercado torcido desde temprano. Tampoco hay para donde mirar demasiado, ya que Chicago da por descontado una excelente cosecha en América del sur, como para poner el tope sobre los precios, si no es que ya están incorporados a los precios.

El trigo cayó fuerte también, si bien sigue preocupando la situación sobre el invierno benigno que vive EEUU y de la salida de latencia de los trigos cubiertos por nieve, lo que los dejaría expuestos a eventuales daños por heladas que puedan ocurrir, con los cultivos sin la protección invernal. Este martes el mercado fue puramente financiero y la consigna era clara: vender, y así lo hizo.

FIMIX – Agrofinanzas

Rurales EL PAIS