Agricultura

Los productores arroceros enfrentan una “difícil encrucijada”

La directiva de la Asociación de Cultivadores de Arroz estuvo en Melo para recoger de los productores la problemática que vive el sector en un año particularmente difícil. Aún cuando los rendimientos han sido bueno, el tema de los costos de producción y los precios internacionales complican a los agricultores.

martin

Ing. Agr. Marín Uría Shaw.

 

La directiva de la ACA se reunió en Melo con productores de esta zona del país, como parte de una gira que empezó por Salto, Artigas, Tacuarembó, tratando de recoger las inquietudes de todos los productores del país, y las propuestas para ver cómo encarar frente a la situación que vive el sector.
“El arroz hoy se encuentra en una encrucijada muy difícil” dijo el Ing. Agr. Martín Uría Shaw, directivo de ACA, agregando que el futuro está muy complicado y comprometido.
Las realidades asimismo son diferentes, al desarrollarse el cultivo en distintas situaciones, pero tienen en común que lo números “no están dando”, sostuvo el productor, que agregó que en definitiva todos buscan lo mismo: “tratar de pasar este año que está muy difícil, y con la perspectiva de que el año que viene haya alguna mejora para poder seguir en la actividad”, sostuvo Uría.
En la zona de la 3ª de Cerro Largo (Río Branco), y la 9ª de Treinta y Tres (Vergara), los rendimientos fueron muy buenos, pero la amenaza de los costos (que ya el año pasado habían subido y permitieron “llevarla un años más”) y con la disminución del precio internacional registrada este año, va a haber una diferencia entre gastos e ingresos que van a perjudicar la ecuación enormemente y “a lo que hay que buscarle una solución”.

Soja.
El Ing. Agr. Martín Uría Shaw, que además es productor ganadero y agrícola (arroz y soja), dijo que en esa zona, como en todo el país, la oleaginosa dependió mucho de la lluvia, según Uría. En enero se dio la última lluvia y hasta la cosecha hubo muy pocas precipitaciones, y muy puntuales.
“La soja donde llovió más, por supuesto anduvo mejor, pero hubo áreas que no siquiera se cosecharon y otras que obtuvieron promedios por debajo de los costos”, según el productor.
Haciendo un cálculo aproximado los productores perdieron entre US$ 100 y US$ 150 por há.

Ganadería.
Acerca de la realidad que vive la ganadería, el ex presidente de la Agropecuaria de Cerro Largo sostuvo que “en estos momentos empiezan a jugar sistemas como el arrocero”, viendo que se han hecho muchos fardos de paja de arroz, y en un área importante de chacras se enfardó mucho.
En algunos sistemas de riego compartido entre 4 o 5 productores, están procurando poder “tirar un poco de aguas a los campos”, destacando la importancia que sectores como el arrocero pueden agregar al sistema productivo para poder aliviar la situación. “Evidentemente que la solución no es ésta, sino que llueva, y así se solucionan todos los problemas”, dijo Uría.
Consultado acerca de las propuestas que desde el año pasado el MGAP anuncia para profundizar los sistemas de riego, muy utilizado por los arroceros, como extensión a todo el sistema productivo, Uría dijo que se resume bien fácil: “los productores no somos bobos, y si la herramienta sirve la vamos a utilizar, siempre que sea económicamente rentable”, agregando que “hoy en el Uruguay preparar un campo ganadero para regar y hacer funcionar un equipo de riego es inviable debido al costo de la energía, la mano de obra y de los equipos”.

Producción: Agroynegocios.tv

Rurales EL PAIS