Agricultura

Los granos comenzaron la semana en Chicago con precios a la baja

Chicago siguió bajando este lunes, primer día hábil de operaciones semanales. Mientras que los cereales vieron las caídas más significativas, la soja también lo hizo aunque yendo de menos a más, terminando prácticamente sin cambios respecto al viernes.

unnamed
Fue un día con el mercado financiero mundial todavía en baja, aunque parecería que los temores posteriores al triunfo de Trump van cediendo y empieza a volver todo a un nuevo equilibrio. El dólar tocó máximos desde marzo pasado y eso lo sufrió casi la totalidad de los commodities y otros activos cuyo valor suele evolucionar a contramano del precio del billete verde.

Este lunes, se conocieron los datos de embarques semanales correspondientes a la semana anterior, los que dieron números decepcionantes para los cereales, al tiempo que la soja se ubicó en el techo del rango de expectativas, creciendo contra la semana previa. Además, se confirmaron nuevos negocios puntuales hacia China y destino sin divulgar, por volúmenes superiores a 100 mil tons respectivamente, lo que sigue afirmando los valores de la oleaginosa, permitiendo este lunes recuperarse desde las pérdidas iniciales hasta casi quedar en zona neutra hacia la hora de cierre.

El maíz cayó, llegando a mínimos en las últimas cinco sesiones. El área ya levantada del cereal se ubica en 93% del total, lo que representa más de 33 millones de hás completadas, quedando menos de 3 para terminar la cosecha.

La soja bajó, en base a una serie de factores que incluyó un mercado más débil de aceites vegetales, a lo que se sumó las caídas desde temprano en Dalian (mercado de referencia para los futuros de la oleaginosa en China), y un dólar que no dejó subir a ningún activo, al posicionarse en los mayores precios desde marzo. Los excelentes datos de comercio exterior, tanto de embarques semanales como de ventas puntuales al exterior, resultaron determinantes para que gran parte del mercado empezara a buscar comprar futuros nuevamente, llevando a borrar casi por completo las pérdidas del arranque.

El trigo retrocedió, llegando a mínimos desde mediados de octubre, en el caso del invernal blando. Las inspecciones de exportación semanal fueron decepcionantes también en el caso del trigo, quedando muy lejos de las estimaciones del mercado, lo que sigue sacando cualquier soporte posible sobre los valores del cereal.

FIMIX – Agrofinanzas.

Rurales EL PAIS