Agricultura

Los granos cerraron una semana negativa en las bolsas de Chicago

El Brexit aceleró las liquidaciones de contratos este viernes en Chicago

image

Chicago cerró el viernes con fuertes caídas, haciendo honor al mercado financiero que es, el que se alineó con los demás de su especie en el resto del mundo. La decisión del pueblo en el Reino Unido de salir de la Unión Europea sacudió a todos los recintos de operaciones comerciales del mundo, desencadenando un terremoto político que ya se cobró el puesto del Primer Ministro y crece la probabilidad que se organicen nuevas consultas populares en los países miembros de la Gran Bretaña, como Escocia e Irlanda del Norte, en donde venció la opción de permanecer y ahora consideran necesario el independizarse del Reino para poder reinsertarse en el bloque económico europeo.

Las bajas en los activos financieros mundiales estuvieron encabezadas por la libra esterlina, la que cayó casi 8% diario, llegando a mínimos desde 1985 y la peor cotización de la historia frente al dólar estadounidense. El índice bursátil europeo cayó casi 10% diario, mientras que le siguieron el crudo 5%, los índices bursátiles en EEUU – cayendo entre 4,5% y 3,71% – a los que le siguieron la soja, harina y resto de los granos. Todos por debajo de -1,47%. De esta forma, los agrícolas resultaron los menores perdedores del día comparados con los demás financieros tradicionales. Fue un día de pánico – y probablemente de reacciones desmesuradas – comparable al 11 de setiembre de 2001 o al día de la caída de Lehman Brothers en setiembre de 2008, en donde sólo subieron los refugios tradicionales: dólar, bonos y oro.

El maíz cayó, si bien moderadamente frente a lo que fueron los demás mercados. Los fondos de inversión, igual que todos, fueron tomados de sorpresa ante la victoria de la opción de dejar la Unión Europea, por lo que buscaron los refugios mencionados, vendiendo todo lo que pudiera significar un riesgo agregado, fuera maíz o cualquier otro commodity. Los mapas climáticos volvieron a mostrar lluvias y temperaturas acordes para la época en el cinturón maicero de EEUU. En los próximos días, debería empezar a balancearse el mercado, retornando a la normalidad, considerando sobretodo que en julio ocurre la polinización en los maíces, período especialmente crítico, de cara a la definición de rindes futuros. Hasta el lunes pasado, los cultivos venían mostrando un estado bueno/excelente en el 75% de los cultivos relevados. Así como la falta de problemas climáticos ya traía presión sobre los precios del maíz, la demanda externa sigue mostrando claras señales de firmeza, lo que habría evitado que las caídas fuesen mayores.

Si bien este viernes todos los granos vieron salidas en estampida de los fondos, en la semana cerrada el martes 21 recortaron su posición neta comprada (alcista), siendo ésta la primera vez en hacerlo en las últimas cinco semanas.

La soja cerró con fuertes caídas, empujada por el pesimismo derivado del resultado del referéndum en el Reino Unido, lo que siguió a liquidaciones previas y sostenidas durante toda la semana, ante episodios de lluvias en el Medio Oeste. Los contratos de referencia para soja disponible y para cosecha de EEUU perdieron sus niveles de soporte clave y terminaron cayendo por segunda semana consecutiva. Las lluvias de los últimos días en partes del Medio Oeste que hasta hace poco mostraban condiciones de seca incipiente determinaron un cambio de posición de los fondos, lo que se vio intensificado con los movimientos de este viernes. Los fondos rebajaron sus expectativas alcistas en los precios de la soja, vendiendo contratos en el balance semanal, mostrando todavía una posición neta comprada (alcista), aunque menor por segunda semana consecutiva.

El trigo cerró abajo, tocando mínimos este viernes, si bien resultaron caídas menores caídas de todos los agrícolas, en un día que podría haber sido peor, si sólo se tiene en cuenta la fuerte suba del dólar, que suele ir a contramano de los valores del trigo. De todas formas, el trigo alcanzó mínimos del último mes y medio. En algunas zonas de producción triguera se venían dando lluvias que ya preocupan por intensidad y volumen, lo que abre la interrogante sobre cómo sea el reporte semanal de calidad y cosecha que el USDA difundirá este lunes, tras el cierre de la rueda diurna.

FIMIX – Agrofinanzas

Rurales EL PAIS