Agricultura

Nuevamente los granos cerraron la semana con precios a la baja en Chicago

Soja posición julio cerró US$ 332,33.

Bolsa de Chicago.

Fimix Agrofinanzas | Volvió a caer Chicago este viernes, solamente con los contratos más cercanos de soja manteniéndose apenas estables, mientras que las demás posiciones cerraron con bajas. La misma suerte corrieron los contratos de los cereales, con lo que todos cierran la semana en baja.

En los demás mercados financieros, subieron todos casi los activos, con las bolsas operando dispares y los agrícolas retrocediendo, mientras que el resto aprovechó para avanzar ante las nuevas bajas en el valor del dólar.

El maíz bajó y vuelve a posicionarse en mínimos de los últimos seis meses. El mercado climático de EEUU ya dejó atrás la prueba de la siembra y el período de emergencia, encaminándose también de buena forma frente al período reproductivo (floración, polinización y fecundación), cuando más sufre de la falta de agua y calor. Los pronósticos indican que las condiciones benignas se mantendrían para la época. Los fondos, se adelantan y siguen vendiéndose fuerte en los contratos del cereal, llevando a los precios a seguir bajando.

La soja cerró apenas estable este viernes, en los contratos más cercanos pero no pudo evitar las caídas semanales. Las lluvias también aplican para la oleaginosa, si bien ésta tiene su período reproductivo más adelante en el tiempo, aproximadamente un mes después que el maíz, además de ser más resistente, por las propias características fisiológicas de la planta en la etapa reproductiva. Los fondos de inversión siguen muy vendidos en la oleaginosa, los pisos se han ido rompiendo y Brasil se volvió a poner competitivo frente a Chicago en los últimos días, efecto devaluación mediante, ante un recrudecimiento en la crisis política de ese país.

El trigo terminó el viernes, e incluso la semana, con caídas. En las últimas tres sesiones, perdió todo lo que traía de ganancia hasta el viernes anterior, para terminar sucumbiendo también a la presión vendedora, debido a las lluvias que caen en la región de las planicies trigueras, que llegan a destiempo para el cereal de ciclo invernal, complican la cosecha y probablemente también lleguen tarde para poder revertir los daños potenciales en el trigo primaveral.

Referencias:

Rurales EL PAIS