Agricultura

Los granos cerraron la semana con precios en caídas en Chicago

Cierres diarios y semanales bajistas para todos los agrícolas que cotizan en Chicago, con un mercado climático que se combina con ventas técnicas por los fondos de inversión, tras alcanzarse – y no conseguir perforarse – determinados niveles de precios. Pese a esto, las bajas semanales consiguieron suavizarse con respecto a la fuerte volatilidad presente, que hizo subir y bajar respectivamente los precios en alrededor de 15 dólares por tonelada diariamente.

image

El mercado climático está en su máxima expresión y esa variabilidad de las cotizaciones debería seguir siendo la característica principal de las operaciones, por lo menos hasta que pueda poder a establecerse los efectos reales del clima sobre los cultivos. Como ejemplo, una gran cantidad de los suelos del Medio Oeste se encuentran con un volumen de agua en el suelo entre óptimo (capacidad de campo) y excesivo. Sobre el final de la semana, los últimos pronósticos climáticos indicaban que las lluvias deberían continuar ocurriendo por debajo de los registros promedio, si bien alcanzando aquellas zonas más urgidas. Las temperaturas continúan muy altas, muy por encima del promedio estacional. Las condiciones de los cultivos son bastante favorables y los estados de desarrollo se encuentran más adelantados en relación a la zafra anterior.

Los futuros de maíz operaron con extrema volatilidad, lo que determinó cierres bajistas. En la sesión del viernes llegó a operar arriba y abajo del cero, manteniendo el comportamiento directamente asociado a la evolución del clima en el cinturón maicero de EEUU, en donde gran parte de los cultivos se encuentra en la etapa de polinización, clave para la definición de rindes.

La soja cayó en el día y la semana. A lo largo de los últimos días los precios alcanzaron máximos en más de dos años, pero asimismo esto fue la excusa para que los fondos se vendieran agresivamente después de alcanzar determinados precios objetivo. Este viernes se conocieron los datos de molienda nacional en EEUU durante junio por parte de la Asociación Nacional de Procesadores de Oleaginosas (NOPA, su sigla en inglés), los que arrojaron 3,96 millones de tons, en línea con lo que el mercado esperaba y siendo un récord para ese mes.

Los pronósticos muestran tiempo más caluroso y seco hacia el final de julio y principios de agosto, por lo que el mercado estará especialmente atento – y volátil – a cualquier información climática que le permita ir anticipándose a los hechos. Por el momento, el departamento climático oficial de EEUU (NOAA, en inglés) informó que la previsión de ocurrencia de fase Niña en EEUU en el trimestre agosto/octubre bajó desde 75%
a 55-60%.

El trigo cerró abajo, de la mano de los granos de verano y buscando todavía un piso. Los contratos de trigo invernal perdieron soporte en el rango a tres semanas, que venía siendo alcista. Avanza la cosecha y se espera lo haga todavía más, en base al dato medido al próximo domingo y a divulgarse el lunes, con un clima por delante que tiene todo para permitirlo.

FIMIX – Agrofinanzas

Rurales EL PAIS