Agricultura

Las bolsas de Chicago cierran la semana con bajas para los granos

Cierres diario y semanal con bajas para los granos en Chicago, tras una semana en la que el último reporte mensual del USDA este martes determinó la dirección y la suerte de los granos hasta este viernes. El organismo agrícola de EEUU aumentó sus cálculos de producción final y rindes para maíz y soja, así como recortó la previsión de exportaciones para el trigo a uno de los menores del último medio siglo.

unnamed

En el plano climático, se ven lluvias en las regiones sojeras de Argentina y Brasil, así como las trigueras de Rusia y Ucrania, todas en pleno desarrollo de las respectivas siembras según los correspondientes hemisferios.

El resto de los mercados financieros operaron con el Dow Jones bajando otros 180 puntos adicionales respecto a la víspera, tras un reporte sobre ventas minoristas en octubre que resultó peor de la esperado. El dólar volvió a subir, lo que suele ir a contrapelo de los commodities, en ancas de la esperanza del mercado que todavía apuesta por una suba de tasas durante 2015. El crudo volvió a bajar, tras un aumento en los inventarios semanales. El oro consiguió subir.

El maíz cayó 1,04% en la semana, representando su mayor caída desde julio. Las ventas de exportación informadas durante este viernes se alinearon con las expectativas de los operadores. Previamente, el USDA había hecho su trabajo en la semana, aumentando todas las previsiones de producción estadounidense. Al mismo tiempo rebajó el cálculo de demanda para producción de etanol, así como también recortó el cálculo de exportaciones para el presente año comercial.

La soja cerró abajo, en sintonía con los cereales y terminó más abajo en la semana. Este viernes fue el último día de operaciones de la posición noviembre. El USDA aumentó el martes último la producción final de EEUU, así como los rindes, superando largamente cualquier cálculo previo. La demanda interna y externa también fueron aumentadas, aunque en menor medida que la oferta, por lo que el efecto inmediato fue de bajas, las que todavía este viernes se siguieron arrastrando. El lunes pasado el USDA publicó su última actualización para esta zafra de la cosecha de soja en EEUU. A partir de ahora, el mercado se empieza a concentrar en la demanda interna de EEUU, así como en la evolución de la siembra del Mercosur.

El trigo siguió el camino del maíz y la soja, si bien por motivos diferentes, con la excepción del trigo duro de Kansas, que fue el único que consiguió subir. Las ventas de exportación semanal duplicaron las de la semana previa, aunque no lo fueron lo suficientemente altas como para superar los números que el mercado preveía. Los precios del trigo estadounidense continúan fuera de mercado, lo que hace esperar caídas en las ventas al final del año comercial. Se esperan lluvias en las principales regiones productoras de Rusia y Ucrania para los próximos días, así como en algunas de EEUU.

Fimix -Agrofinanzas.

Rurales EL PAIS