Agricultura

La soja mantuvo estable sus precios previo al informe del USDA

Soja julio 2018 continúa sin cambios en US$ 368,78 por tonelada.

Keith Levit Photography, Chicago Board of Trade Building

Otra vez los mercados operaron con el freno de mano puesto este miércoles en Chicago, con los cereales asumiendo pérdidas moderadas, mientras que la soja apenas se movió.

Para el jueves, el USDA divulgará su informe mensual sobre oferta y demanda interna y mundial correspondiente a octubre. El mercado se anticipa y espera leves aumentos en los cálculos de superficie final sembrada, así como de rindes a nivel país en soja, mientras que hay visiones encontradas en el caso del maíz.

Como todo día previo al informe, los movimientos de los operadores parecieron más bien para cerrar posiciones y disminuir la exposición al riesgo, hasta tanto no se cuente con más datos concretos o algo que pueda arrojar luz antes de la divulgación del informe.

En el resto de los mercados financieros el índice del dólar volvió a caer, ubicándose en los mínimos desde principios de agosto en el mercado internacional. También este miércoles se conoció la divulgación sobre las actas de reunión de la última reunión de la Reserva Federal, en la que sus directores discutieron acerca de la conveniencia de decretar un nuevo aumento en las tasas de interés, considerando que todavía no se ven presiones inflacionarias que ameriten tal decisión. En ese sentido, dicha medida quedaría atada al desempeño de la economía estadounidense durante los próximos meses.

El maíz cayó casi 1% en los principales vencimientos. Sigue muy quieto el mercado, entre el máximo y el mínimo operados durante el día, incluso pese a los atrasos que se verifican en la cosecha del cereal.

La soja cerró casi sin cambios, apenas cayendo en el contrato noviembre (referencia de cosecha de EEUU). Igual que con el maíz, la soja tampoco pareció poner nerviosos a los operadores, considerando la demora en el área levantada de la oleaginosa. Tampoco nada ha cambiado respecto a la situación de seca incipiente que se mantiene en Brasil, por lo que los precios prácticamente no se movieron a la espera de novedades del USDA, así como de seguir de cerca la evolución de los trabajos de cosecha en EEUU y siembra en Brasil.

El trigo volvió a perder terreno y llegó así al piso del rango en el que ha operado en la última semana. La operativa desde temprano empezó con presión sostenida, con los contratos siendo liquidados con órdenes colocadas desde Europa. En el corto plazo, los valores del cereal se encuentran en la búsqueda de soporte o pisos.

Tabla de precios:

Rurales EL PAIS