Agricultura

La soja desbarrancó tras el reporte de oferta y demanda del USDA

CIERRE CHICAGO MARTES 12 MAYO

 

Este martes fue como para no salir de casa y quedarse prendido de las pantallas, pero viendo la semifinal de la Champions League que clasificó al Barcelona a la final. Los días de informe mensual en Chicago son de pura especulación y algoritmos programados de antemano previo a la salida del reporte, por lo que recién transcurridos algunos días empiezan a digerirse los datos y acoplarse los precios de mercado.

De todas formas, no todo fue tan dramático para los cereales, ya que – si bien con suerte dispar – consiguieron mantenerse cercanos a los cierres del lunes lo que, visto el panorama de la oleaginosa, no resulta un dato menor.

La sorpresa vino precisamente por el lado de la oleaginosa, la que el USDA dejó librada a su (mala) suerte, tras decretar que los inventarios finales de la zafra que está empezando – 2015/16 – serán 15% superiores a lo previsto, en lo que aparece a priori como records de rindes que se mantienen sobre superficie a ser sembrada también con pocos (o ninguno) antecedentes: 13,4 millones de tons. Es claro que la falta de demanda no ayuda – gripe aviar de por medio entre otros – pero también no es menos cierto que hoy en día puede pronosticarse el número que sea. Siempre es políticamente más correcto calcular de más de menos.

A lo bajista del pronóstico para EEUU, se agregó las previsiones para Argentina y Brasil, para los que se corrigió al alza, calculándose 58 y 97 millones de tons para la presente cosecha en curso de la oleaginosa.

El dólar más bajo, sirvió como trampolín para que maíz y trigo consiguieran niveles parecidos a los de la víspera, dando oportunidad para algún negocio de tipo especulativo, como en cada día típico de reporte. Asimismo, el oro y el crudo consiguieron avances, lo que actuó como soporte para apuestas al alza en otros commodities, disparando compras y fortaleciendo precio. El ritmo de siembra de cultivos estivales reportados este lunes fue 75% para maíz y 31% para soja, mientras que en trigo de primavera llegó a 87% sembrado.

 FIMIX – Agrofinanzas

Rurales EL PAIS