Agricultura

Exportación de maíz de Argentina puede golpear precios

Mayores ventas tras medidas del nuevo presidente Mauricio Macri.

CULTIVO DE MAIZ

REUTERS / Los agricultores de Argentina están vendiendo sus existencias de maíz a un ritmo récord luego de que el nuevo gobierno eliminó los límites a las exportaciones que rigieron durante años, lo que podría golpear los precios en un mercado global ya saturado.

Debido a un incremento en la etapa final de la siembra en la temporada actual, la ventana de exportación habitual del maíz de Argentina llegará dos meses más tarde, hasta agosto, lo que generará una mayor competencia para los productores de Estados Unidos, que es el principal proveedor internacional del cereal.

Los agricultores estadounidenses ya sufren la presión de un dólar fuerte y de abundantes suministros del mayor exportador de Sudamérica, Brasil. La situación podría golpear los precios del maíz en Estados Unidos, que este año han subido 2,58%.

Los productores argentinos se volcaron a sembrar más maíz que lo previsto a finales del 2015, debido a la probabilidad de que el candidato liberal Mauricio Macri venciera al centroizquierdista Daniel Scioli en la elección presidencial de noviembre.

Días después de asumir el poder en diciembre, Macri eliminó los impuestos a las exportaciones de cereales y se deshizo del sistema de cupos con el que gobierno anterior controlaba las ventas de maíz al exterior.

Apenas un 30% del maíz 2015/16 fue sembrado temprano en la campaña, frente al ratio habitual de un 60%, dijo Martín Fraguío, director ejecutivo de la cámara sectorial Maizar. “Por lo tanto, en lugar de que la temporada de exportación sea abril-mayo-junio, vamos a tener una temporada de exportación junio-julio-agosto”, explicó.

“En esta campaña casi nadie sembró maíz temprano porque la gente pensaba que Scioli iba a ganar y que iba a mantener el impuesto a la exportación de maíz y el sistema de cuotas de exportación”, dijo Fraguío.

Los agricultores locales se desprendieron de enormes volúmenes de reservas de maíz luego de que Macri permitió en diciembre una devaluación del peso argentino de casi un 30% al eliminar los controles cambiarios, lo que aumentó la rentabilidad de las ventas del cereal en moneda local.

Los embarques de maíz al exterior treparon a 1,78 millones de toneladas en enero, desde 1 millón de toneladas en el mismo mes del 2015, según datos de la aduana argentina. En febrero, las exportaciones del cereal despegaron a 2,1 millones de toneladas, frente a 778.267 toneladas en ese mes del año pasado.

Eso socavó la posición de Estados Unidos en el mercado al inicio del año calendario, un período en el que el país suele ser el exportador dominante.

En los próximos meses, los cargamentos 15/16 de Argentina saldrán a competir contra la abundante cosecha de Brasil. Mientras tanto, las ventas externas de maíz estadounidense han reportado una caída de alrededor del 20% interanual como consecuencia de la mayor competencia.

Operadores dijeron que los agricultores argentinos aún tienen reservas para vender. No hay cifras oficiales sobre los volúmenes de granos sobrantes de campañas previas.

Rurales EL PAIS