Agricultura

El tránsito por el puente se cortó ayer por raciones

Se suplementa más ganado y generó trancazos de horas.

Imagen DSC_4186

Controles. Los camiones abarrotaron el Puente “San Martín”. Foto: Daniel Rojas.

 

Daniel Rojas / Fray Bentos. 
La sequía y luego el exceso hídrico, ha provocado la necesidad de importar raciones y hortalizas en grandes volúmenes lo que genera la llegada de cientos de camiones cada semana.
El tránsito internacional, ayer se cortó dos veces en el puente San Martín y la frontera está desbordada de camiones.
Sobre las 9 horas, los vehículos no pudieron cruzar desde Uruguay hacia Argentina porque el área estaba ocupada por camiones. Prefectura ordenó el área y fue liberado el tránsito, pero al mismo tiempo fue necesario detener la llegada de camiones a territorio uruguayo. Fue entonces cuando una larga fila de pesados rodados quedaron estacionados en la estructura del puente internacional, algo que por razones de seguridad no debió haber ocurrido.
Los choferes descendieron de los vehículos y caminaron a lo largo del puente esperando cruzar. Mientras esto ocurría sobre el Río Uruguay, en el área de las oficinas de Aduana y Migración, varios automóviles aguardaban que algunos camiones dejaran de cortar el paso para poder seguir la marcha hacia territorio uruguayo.
“Lo concreto es que venimos de un feriado y hay mucha acumulación de vehículos de carga” indicó a El País, el despachante de Aduana, Mariano Amengual. El operador también reconoció que “hay una sobrecarga de importación de alimentos que se suma a la falta de infraestructura” expresó.

MALESTAR.

Los transportistas se mostraron molestos porque además de tener que estacionar en áreas con pocos servicios y donde con la lluvia se forma barro, la oficina del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) recién atiende a partir de la hora 11.
“Muy seguido estamos expuestos a prolongadas esperas. Algunas con razones y explicaciones y otras no tanto” dijo uno de los camioneros a El País. Lamentó que para sacar muestras en la oficina que el MGAP tiene en la frontera, “los horarios son cortos y además se empieza a atender muy tarde con lo que se arman estas montoneras que no favorecen a nadie”.

INFRAESTRUCTURA.

El puente fue construido en la década de 1970 y su estructura de servicios para el transporte internacional ha quedado obsoleta a la demanda que presenta la principal frontera terrestre uruguaya. El comercio internacional ha crecido en la última década, pero en el puente San Martín todo sigue igual. Los que llegan primero, utilizan la explanada de cemento, pero el resto debe “acomodarse” en espacios laterales sobre tierra, algo inapropiado para la operativa cuando llueve.

Rurales EL PAIS