Agricultura

Cultivos de soja comienzan a jugarse los rendimientos

Las lluvias ayudan mucho y hay poca presión de insectos.

Soja. Foto: Marcos Carrera en Twitter.

Pablo Antúnez.

Los cultivos de soja siguen mostrando buenos desarrollos y comenzaron a jugarse el rendimiento porque están en plena etapa reproductiva. Según reconoció a El País el técnico de Monsanto, Marcos Carrera, las lluvias prácticamente semanales están oficiando prácticamente como un riego y están favoreciendo el desarrollo. “Las lluvias están viniendo como anillo al dedo”, recordó Carrera.

El técnico le recordó a los productores que hay que estar precavido ante la aparición de hongos, porque “el calor y la humedad están favoreciendo su desarrollo”, por lo que hay que comenzar a hacer tratamientos. De todos modos, los productores ya están haciendo aplicaciones para resguardarse, antes de que el daño aparezca más adelante en los cultivos.

Las precipitaciones de la semana pasada fueron parejas en todo el país y las sojas “están viviendo un año increíble”, admitió Carrera. Hasta ahora las aplicaciones preventivas contra hongos es lo único que está afectando al cultivo, porque según el experto, en realidad, “no hay una fuerte presión de insectos, salvo algo de chinches”, tampoco “hay mucha lagarta” y los cultivos “están teniendo un desarrollo importante”.

Las sojas están entrando en el período crítico  y están ingresando a esa fase con agua. Si todo sigue como hasta ahora, con más lluvias en las próximas semanas, se llegará a una zafra con muy buenos rendimientos.

Cabe recordar que en la zafra anterior de cultivos de verano, los rendimientos para la soja fueron bajos. En el año  agrícola 2015/16 se produjeron en Uruguay 2,21 millones —hubo una caída de 29% respecto al ciclo anterior— , con una superficie sembrada de 1.14 millones de hectáreas y rendimiento promedio de 1.937 kilos, según los datos de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa). La baja de los rendimientos obedeció al clima adverso.

En el actual ejercicio agrícola el área creció levemente respecto a la zafra anterior y no hace falta mucho para superar los rendimientos del año pasado en la oleaginosa. La soja viene de tres años muy malos y eso se hizo sentir en los resultados económicos de las empresas agrícolas.

A su vez, también se espera que Argentina produzca un volumen récord en este ejercicio agrícola y según la última previsión de la Bolsa de Cereales de Rosario la producción llegaría a 54,8 millones de toneladas, pero en el ejercicio anterior había producido 56 millones de toneladas.

Maíz. A nivel del cultivo de  maíz el rendimiento ya está jugado. Carrera recordó que los maíces tempranos, aquellos que los productores se apuraron a plantar ante la amenaza de enfrentarse a un año Niña —prácticamente se terminaron de sembrar en septiembre—, sufrieron un poco de seca en diciembre de 2016, justo “cuando estaban en floración”, por lo cual “hay algún impacto en rendimiento”.

Más allá de esos casos, también en este cultivo productores y técnicos están esperando un rendimiento promedio muy bueno en este nuevo ejercicio agrícola de verano.

Rurales EL PAIS