Agricultura

Con operativa reducida, nuevas caídas en la semana para Chicago

Los principales cultivos agrícolas cerraron en baja este martes en Chicago, con un mercado más pendiente de empezar a cerrar, guardar todo e irse a sus casas que a fundamentos propios del mercado agrícola.

unnamed

Esta semana es la de mayor tránsito en el año dentro de los EEUU, por lo que se empieza a viajar unos días antes de la Navidad y los días previos ya son en modo vacaciones. Los mapas climáticos muestran modelos con volúmenes de precipitaciones mayores a lo previsto hasta el momento, tanto en Brasil para la soja y el maíz, así como para el trigo en el Mar Negro.En el recinto de la bolsa de Chicago, la operativa se ha visto disminuída dramáticamente, por los motivos señalados.

El resto de los mercados financieros vieron alzas y bajas, con los índices bursátiles de EEUU arriba, apoyándose en las acciones de las compañías energéticas, mientras el dólar vivió una nueva jornada de aflojes. El Dow Jones subió, mientras el barril WTI se mostraba más firme, sobrepasando de a ratos al Brent por primera vez en mucho tiempo y el oro cerraba en suba.

El maíz bajó en el entorno de 1,5%, con el contrato marzo cayendo a su menor nivel en tres semanas. Los Farmers han vuelto a parar las ventas del cereal, con los precios en el disponible que no logran atraer hacia la comercialización. La operativa de contratos volvió a caer durante este martes comparado con el lunes. Las exportaciones de EEUU embarcadas durante la última semana, informadas este lunes, estuvieron por encima de la semana previa, mejor de lo esperado por el mercado, si bien por debajo de lo cargado un año atrás. Argentina sigue siendo mirada con atención, con expectativa de cuándo se largarán los exportadores a vender fuerte, tras la reciente mejora en las condiciones comerciales. Si es que esto se cumple alguna vez.

Los futuros de soja cayeron por segunda día al hilo, pese a lo que mantienen gran parte de las ganancias obtenidas durante la última semana. Entre los aspectos que empezaron a darle soporte al complejo sojero, este martes se mantuvo al menos el de problemas con la producción de aceite de palma, en Malasia. Los operadores empezaron a mirar con desdén los problemas manifestados en la producción de soja en Brasil y parecen subestimar las pérdidas que vienen enfrentando los agricultores en ese país. Los pronósticos de lluvias se suceden, pero ni en volumen ni en distribución parecen llegar a tiempo, aunque sí parece hacerlo en la formación de los valores. De hecho, puede ocurrir que Mato Grosso está prendido fuego, con pérdidas generalizadas, que si Chicago no lo considera como válido, puede no mover los precios. La expectativa de que Argentina venda grandes volúmenes, supuestamente acumulados, también alcanzó para que los operadores se pusieran los abrigos y sombreros temprano y se fueran de compras navideñas.

El trigo cayó, de la mano de la ocurrencia de lluvias que eran esperadas en la región del Mar Negro, mientras que Rusia analiza la eliminación de las detracciones a la exportación de trigo. Cualquier mínima noticia es suficiente para que los inversores coloquen órdenes de venta y salgan disparados hasta el próximo lunes o año.

FIMIX – Agrofinanzas

Rurales EL PAIS