Agricultura

Comienzo de la siembra de soja “viene muy bien encaminado”

Más del 50% de las semillas utilizadas en el país no son de uso propio.

Siembra de soja. Foto en twitter.

Siembra de soja. Foto en twitter.

Gabriel Carballal, productor agrícola de Soriano, comentó en Valor Agregado en Carve que este año las perspectivas de siembra de soja tenían un pronóstico climático de año Niña, que obligó a hacer todos los trabajos en tiempo y forma, por lo cual, el arranque es muy promisorio, así como también son muy buenas las condiciones de la siembra, más allá de que las temperaturas continúan siendo bajas.

Con todo esto, Carballal afirmó que el “arranque de la siembra aparenta ser muy bueno”, y de hecho, “lo que ya se sembró viene muy bien encaminado, debido a que no se han registrado excesos de lluvias en todo el Litoral”.

Semillas. “Estoy usando cien por ciento semillas compradas, porque lo que se guardó de uso propio tenía una calidad realmente muy mala y podía llegar a hipotecar una zafra que es necesario que corra todo muy bien para tener resultados positivos”, destacó Gabriel Carballal.

Asimismo, contó que más de la mitad de las semillas que se están usando en el país no son de uso propio debido a la mala condición de cosecha de la zafra pasada. El productor señaló que las empresas proveedoras “han venido cumpliendo con la demanda existente y cumplen bastante bien con las entregas para las primeras siembras”; sin embargo, “no podemos arriesgar en nada porque no van haber semillas para resiembra”.

Mercado internacional. Gabriel Carballal se mostró realmente sorprendido frente al contexto internacional porque es la sexta cosecha mundial récord (tres en latinoamérica y tres en Estados Unidos) donde prácticamente no se ha fallado nunca.

Comentó que “la soja está con un precio atractivo, subiendo, en un marco mundial de oferta particular”. Asimismo, la demanda, que está siendo muy buena, es la que está condicionando el mercado, y al parecer los precios están sirviendo, y de hecho, está comprando cada vez más. Además, “los valores actuales de US$ 350 a US$ 360 por tonelada pegan muy bien en el ánimo del productor, porque recordemos que el año pasado se hablaba de US$ 320 o US$ 330”.

Según Carballal, el productor uruguayo es bastante reacio a fijar un precio hasta no tener la mercadería, “personalmente soy muy amigo de tomar precios o coberturas antes, de hecho, al día de hoy tengo más de la mitad de mi potencial de producción con un precio -o un piso de precio-, lo cual me hace trabajar mucho más tranquilo”.

De todas maneras, a nivel general y según el productor, “menos del 20% estaría fijado un precio, lo cual es un riesgo porque si bien el mercado tiene tendencias, a veces las quiebra: puede ser que la soja siga subiendo o puede que vuelva a bajar”.

Escuche a Gabriel Carballal:

Rurales EL PAIS