Agricultura

China apuesta más a la soja sudamericana

Compró fuerte y aún no está abastecido hasta noviembre.

Soja  - Cultivos

Las exportaciones de soja de Sudamérica se dirigen a dominar las ventas a China por un periodo récord este año, ya que cosechas récord consecutivas extendieron sus ventas más allá de agosto, amenazando con desplazar las exportaciones de Estados Unidos.
Según los analistas, es muy probable que los países productores de soja de Sudamérica dominen los suministros de la oleaginosa durante algunos meses más”, dijo un analista del Centro Nacional de Información de Aceites y Granos de China (CNGOIC), un grupo oficial de expertos.
Los prensadores de soja en China, presionados por los bajos precios internos de la soja y el aceite de la oleaginosa, no están comprando activamente la nueva cosecha de Estados Unidos a los precios actuales debido a los márgenes planos, aseguró el analista la agencia Reuters. Los compradores chinos todavía no han cubierto por completo sus demandas para mes de octubre y noviembre y esa es una muy buena noticia para los productores de soja del Mercosur; el mayor productor de la oleaginosa.
Las importaciones récord del pasado mes de julio, junto con las terceras mayores importaciones en junio, han elevado las existencias de soja de China a su mayor nivel desde septiembre del 2014; llegaron a 6,14 millones de toneladas.
China utiliza toda la soja que importa desde países sudamericanos para la alimentación animal, básicamente cerdos y pollos, buscando alimentar a una población creciente y con un poder adquisitivo que mejora, lo que le permite elevar su ingesta de proteínas de origen animal en la dieta mucho mayor a la que venían consumiendo en años anteriores.
A nivel del Mercosur, la soja domina los cultivos agrícolas de verano y es el motor del crecimiento de la agricultura, más allá de los precios en baja que muestra el mercado mundial de granos. Mientras la demanda desde China se mantenga firme, los agricultores sudamericanos continuarán apostando a la oleaginosa.
En caso de Uruguay se espera una leve baja en la producción debido a la caída de los precios que motivó a las empresas agrícolas dejar de lado algunas áreas marginales, lejos de los polos logísticos, lo que ocasionaba costo al alza en momentos de dificultades para la agricultura.
Según la Encuesta Agrícola de la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA/MGAP) la intensión de siembra de soja en la campaña agrícola 2015/16 rondaría 1.121.000 hectáreas, cifra que muestra una caída de 14% en el área respecto al ejercicio anterior.
El año pasado la soja alcanzó una superficie de 1.334.000 hectáreas, con una producción estimada de 3,1 millones de toneladas, partiendo de un rendimiento de 2.331 kilos por hectárea. Aunque este rendimiento se mantiene alto, es 3% menor al de la zafra anterior y 12% inferior comparado con el rendimiento promedio de la zafra 2012/13 que se mantiene como máximo histórico, según la DIEA/MGAP. Los productores siguen apostando a la oleaginosa que por ahora es la única que está permitiendo pagar las cuentas todos los años.

Rurales EL PAIS