Agricultura

Cereales repuntaron con desconfianza este jueves en Chicago

Jueves con la soja aflojando sus ganancias de miércoles, con los inversores aprovechando a hacer clink caja, antes de que la presión de cosecha los deje con los dedos tiesos y no puedan salirse.

unnamed

Es tiempo de cosecha de cultivos de verano en EEUU y lo lógico es que a medida que la producción empieza a entrar en los canales comerciales hasta llenarlos, gran parte de este volumen no tiene en dónde guardarse a bajo costo y empieza a dejarse en bajo el nylon de las bolsas en las propias chacras, una vez que al silo del Farmer le cuesta cerrar las puertas.

El maíz resulta ser el grano para el que el Farmer tiene mejores instalaciones de almacenaje, por lo que suele ser el comodín (último) al momento de buscar liquidez y, por tanto, para desprenderse de él pide más a cambio. Este jueves, consiguió avances marginales en Chicago, disimulando de alguna forma la presión de cosecha, mientras las cosechadoras siguen devorándose chacras enteras por día. Las ventas de exportación, en el informe actualizado de este jueves, por el USDA fueron por 748 mil tons, por encima del volumen informado en la semana anterior y de las expectativas, entre 700 y 900 mil tons.

La soja también está en pleno proceso de recolección y el Farmer promedio es más maicero (y triguero, en invierno), por lo que la oleaginosa no tiene tantos beneficios para ser guardada al momento de dirigir los camiones. Pasando raya, suele ser la primera opción de venta entre los dos granos de verano, por lo que es la primera en sufrir todo lo que los libros dicen sobre esta época. Con los almacenajes completos de maíz, la soja se guarda hasta determinado punto, mientras el resto debe fluir. El cierre del precio de este jueves fue en sintonía con esto, aunque también con los inversores conscientes de que cada suba hay que defenderla cueste lo que cueste. En el informe semanal de ventas de exportación de este jueves, el USDA dio cuenta de 2,5 millones de toneladas, lo que superó cómodamente las expectativas de los operadores (1,7 millones de tons). Asimismo, el USDA informó sobre una nueva venta puntual cerrada este jueves, por 120 mil toneladas, con destino China.

El trigo subió de la mano de compras para cubrir (cerrar) posiciones vendidas (abiertas), al tiempo que los fundamentos de oferta y demanda se mantienen incambiados, por lo que es razonable desconfiar de que las subas sean sostenibles. En el reporte semanal de este jueves, las ventas para exportación resultaron en un decepcionante 77 mil tons, frente a los entre las 250 y 450 mil tons esperadas por el mercado.

FIMIX – Agrofinanzas

Rurales EL PAIS