Agricultura / Clima / inundación

La calidad de la soja es mejor de la esperada

En algunas zonas hay pocos rechazos por exceso de humedad.

Soja - Cultivos

El clima otorgó una tregua y los productores que pueden buscan apurar las trillas de soja de primera. El grano se está cosechando con niveles de humedad de 20% o 21% y aunque son porcentajes altos para los grados de humedad a los que están acostumbrados los agricultores uruguayos en años normales, son pocos los casos de rechazos en Colonia y Soriano.

En el litoral norte los grados de humedad son muy similares y en algunos casos mayores, pero se ven sojas con serios problemas de calidad y mucho daño. Aún así, no hay otra que entrar a las chacras a levantar lo que se puede, aunque “las condiciones de piso para las trillas son muy complicadas”.

Las máquinas rompen el suelo en muchos lugares y posteriormente habrá que arreglar los campos, aseguró a El País el asesor agrícola privado Carlos Dalmás. Al menos en Colonia —según el técnico— la calidad de la soja cosechada, “si bien hay alguna chacra en particular con algún problema de calidad, está saliendo todo bastante aceptable. Lo que es soja de primera, que es lo que se está trillando ahora, tiene algún dañado pero sale un grano aceptable”, mientras que en alguna chacra de segunda que se ha probado trillar, “está saliendo bastante mejor de calidad”.

A los daños en la soja causados por las lluvias se suma ahora que muchas plantas de secado se están quedando sin gas por un conflicto gremial que afecta las entregas de ese combustible básico para el secado de los granos en la mayoría de las plantas de almacenaje.

“Las plantas de silo se están trancando porque algunas se están quedando sin secaderos. Si no se soluciona pronto se complicará el almacenaje”, admitió Dalmás, generándose un problema adicional en una zafra agrícola que ya viene muy complicada.

La soja si queda mucho tiempo en los camiones incrementará el grado de humedad y habrá mayores porcentajes de rechazo. A su vez, “mover un grano más húmedo dentro de las plantas de silos provoca un secado y almacenaje más lento”, explicó el técnico.

Rurales EL PAIS