Agricultura

Brasil analiza suspender arancel de 10% para importación de maíz

Precios del insumo están cotizando hoy en niveles récord.

CULTIVO DE MAIZ

Reuters – El Ministerio de Agricultura de Brasil anunció que pedirá suspender la tarifa del 10% a las importaciones de maíz provenientes desde países externos al Mercosur, como es el caso de Estados Unidos, en momentos en que los precios del grano cotizan en niveles récord, debido a sus suministros ajustados.

Los productores de carne aviar y cerdo, que deben lidiar con los altos costos de los alimentos, cerraron recientemente acuerdos para importar 500.000 toneladas de maíz en los próximos meses, la mayoría provenientes desde Argentina y Paraguay. La medida le permitirá a las empresas poder bajar los costos de alimentación tras registrarse un fuerte crecimiento.

La unión aduanera Mercosur, que incluye a Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Venezuela, contempla una Tarifa Exterior Común (TEC) del 10% sobre los granos provenientes de naciones externas al bloque.

Asociaciones brasileñas de la industria ganadera dicen que las importaciones de maíz podrían alcanzar las 700.000 toneladas pensando en la terminación de animales en sistemas de confinamiento para producir carne de alta calidad.

La ministra de Agricultura de Brasil, Katia Abreu, aseguró en los últimos días que buscaría que el maíz sea exento del impuesto llamado PIS/Cofins para intentar bajar los precios de las importaciones, pero el ministerio dijo que la Secretaria da Receita Federal (servicio de impuestos) se oponía a la medida, porque afectaría el limitado flujo de ingresos del Gobierno.

Eliminar el TEC, como se conoce al arancel del 10% no afectaría los flujos de ingresos recurrentes del Gobierno. “Estamos preocupados sobre el excesivo incremento en los precios de los alimentos, como el pollo y el cerdo”, dijo Abreu, quien se reunió esta semana con el titular del servicio de impuestos para conversar el tema y defender su propuesta.

Si eventualmente el TEC fuera suspendido, la medida duraría entre seis y ocho meses, después de lo cual se espera que la industria local se haya ajustado a la demanda, sugirió el ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA) de Brasil en una nota.

Durante ese período, Estados Unidos sería un candidato importante para realizar exportaciones de maíz a Brasil. En 2015, el MAPA dijo que Brasil importó sólo 272 toneladas de maíz de América del Norte.

La propuesta del ministerio llega luego del deterioro de la perspectiva climática para la próxima cosecha de invierno de Brasil, que se prevé alcanzará un récord de 57 millones de toneladas. Los pronósticos están siendo reducidos debido al clima caluroso y seco que está afectando a los cultivos, lo que afectará la productividad.

“La medida estimularía la compra de granos producidos en otros mercados asociados, como Estados Unidos”, dijo Abreu. Brasil es un fuerte exportador de carne aviar y de cerdo a los más selectos mercados del mundo, basándose en una óptima calidad y sanidad de sus productos, pero el encarecimiento del maíz viene castigando los números de las empresas productoras.

Rurales EL PAIS