Agricultura

Aseguran que la colza continúa siendo un negocio rentable este año

Es de ciclo corto y libera chacras para la soja de segunda.

Colza. Foto: archivo El País.

La colza se instala como un cultivo rentable frente a un mercado de trigo sacrificado, con precios a la baja. La empresa ADP – Agronegocios del Plata fue una de las empresas pioneras en el cultivo de colza y en los últimos años duplicó el área de siembra llegando a las 7.500 hectáreas actuales.

Alexis González, gerente de producción agrícola de la empresa señaló que el cultivo viene evolucionando con vigor y cada vez más son los productores que lo eligen en base a “los buenos números” que se obtienen.

El costo por hectárea es US$ 525, que se cubre con un rendimiento de 1.500 kilos y actualmente el rinde viene siendo bueno con más de 1.700 kilos.

“Es un buen cultivo que se puede sembrar bien a fines de abril o principio de mayo, cuando los campos están libres y una de sus grandes ventajas es que, al ser de ciclo corto, libera las chacras temprano porque a mediados de octubre se está cosechando. Esto es beneficioso porque permite sembrar una soja de segunda en una buena fecha. La soja sobre rastrojo de colza rinde más que sobre rastrojo de trigo o cebada y si bien los costos son algo superiores, el precio de la tonelada es mayor, lo que compensa y hace que sea viable”, explicó González.

Pero la colza también tiene puntos débiles y es el control de las malezas. Hay algunas que son difíciles de erradicar con los herbicidas que se utilizan, pero lo positivo es que se pueden aplicar una amplia gama de herbicidas hormonales en rotación con el glifosato, lo que disminuye las probabilidades de generar resistencias a determinado principio activo.

El experto de ADP señaló que este 2017 viene siendo un año complicado a nivel climático, con lluvias abundantes, escasa luz y temperaturas altas que han acelerado los cultivos, lo que hace que las expectativas bajen. Asimismo, explicó que el resultado final dependerá de que la primavera se presente con buen estado de tiempo, con sol y temperaturas bajas para que el llenado de grano compense.

Rurales EL PAIS