Agricultura

Aprontes con bajas en Chicago de cara a los informes trimestrales del USDA

Aprontes con bajas en Chicago para el jueves, día en el que el USDA dará a conocer sus informes trimestrales de inventarios en EEUU, así como de superficie sembrada en ese país.

unnamed

En principio, el mercado espera bajas en los niveles almacenados reportados, tanto de maíz como de soja por una mayor demanda externa, así como aumentos en la superficie sembrada con soja en detrimento de la de maíz, en el caso de los granos de verano, así como de aumentos en la de trigo de invierno.

Los mercados financieros más tradicionales volvieron a operar con subas sostenidas este miércoles, empezando a dejar atrás el trauma posterior a la salida de la Unión Europeo autoimpuesta por voto popular en el Reino Unido. Subieron todos aquellos que habían bajado en los días posteriores, completando con este miércoles el segundo día de subas en índices bursátiles, crudo y otros commodites, con excepción esta vez de casi todos los agrícolas.

El maíz cayó, siendo de los dos cereales el que vio las mayores bajas. Con los informes del USDA a conocerse este jueves, los inversores van cerrando posiciones de forma de no ser tomados por sorpresa, pese a que el mercado no espera grandes variaciones más allá de las que ya ha venido manejando desde hace varios días. Para este cereal, el volumen promedio que el mercado espera es de 115 millones de toneladas, con una expectativa mínima de 112,7 millones y una máxima de 117, 5 millones de tons. A partir de la divulgación de este informe, el mercado quedará posicionado sobretodo en las informaciones de los pronósticos climáticos para el mes de julio, que está empezando, ya que es el período crítico de polinización, en donde el maíz se juega gran parte del partido de los rindes futuros.

La soja retrocedió, si bien sensiblemente menos que los cereales. Este miércoles se caracterizó por cierres de posiciones y tomas de ganancias por los inversores, así como hicieron lo propio en los contratos de maíz. En el informe trimestral de inventarios a divulgarse este jueves, se espera que el USDA maneje un promedio de 22,7 millones de tons, con un mínimo esperado de 21,34 y un máximo de 23,46 millones de tons.

En cuanto al área finalmente sembrada, el mercado maneja una superficie de casi 34 millones de hectáreas, muy por encima de las 33,3 manejadas en el reporte trimestral de marzo y de las 33,45 de diciembre de 2015. Asimismo, este jueves es particular, porque además de ser final de mes, también lo es de trimestre y de semestre, con lo que se amplifica la volatilidad y movimiento de los fondos, para el cierre de posiciones comerciales. A esto hay que agregarle el feriado del 4 de julio del próximo lunes en EEUU, con lo que hay varios factores a considerar, conjuntamente con los reportes en sí mismos. Desde el punto de vista climático, se habla que las lluvias que llegarían a tiempo para la polinización del maíz, serían escasas en agosto, cuando la soja entra en su fase reproductiva. Hasta tanto no se tenga información más sólida, los fondos tienen margen para seguir especulando y llevando los precios para uno u otro lado.

El trigo cerró abajo, con el duro de Kansas viendo nuevos mínimos desde 2006, con la presión de cosecha en su máxima expresión. El ritmo de recolección viene siendo bueno a nivel nacional, aunque en lo que queda de la presente semana, las lluvias pronosticadas serían lo suficientemente fuertes como generar retrasos y entorpecer los buenos ritmos actuales, aunque en principio sin llegar a afectar la calidad de los trigos en pie.

FIMIX – Agrofinanzas.

Rurales EL PAIS