Agricultura

Al cierre de una semana volátil, el Mercado de Chicago avanza…

chicago jueves 2

Cierre semanal con clima de viernes durante este jueves en Chicago, en donde predominó la estabilidad generalizada en maíz, soja y trigo, al término de una semana de alta volatilidad, en donde las sorpresas se impusieron a los datos bajistas que el mercado venía arrastrando en los últimos reportes técnicos semanales. Este viernes la bolsa de Chicago (CME) permanecerá cerrada por feriado, en vísperas del día de la independencia en EEUU, el 4 de julio, retomándose la actividad el próximo domingo 5, en la rueda nocturna.

La soja terminó en tablas al final de la operativa diaria, después de un día de volatilidad en modo ON, en donde la sesión electrónica de la noche dejó leves retrocesos. Tras el corte y la divulgación de datos de ventas de exportación semanales, empezó a escalar precios hasta activar tomas de ganancias, que la hicieron retroceder un poco por encima del punto de arranque. Las ventas  de exportación semanal de la oleaginosa, informadas este jueves, tuvieron cancelaciones netas para el disponible, mientras que para la nueva zafra quedó corta vs lo esperado por el mercado (127.5 miltons vs 150mil/350mil tons).

El maíz fue quien consiguió los mayores avances, tras una sesión electrónica también bajista, de la que se recuperó una vez iniciada la sesión física y tras la publicación de las ventas de exportación semanal. En este último informe, el disponible tocó el nivel máximo calculado por el mercado (594.3 mil tons vs 600 mil tons) mientras que el de la nueva zafra se ubicó dentro del rango de previsiones (239 mil tons vs 150mil/35 0mil tons).

El trigo se sostuvo durante el día respecto a los valores del miércoles, si bien en el electrónico nocturno había caído unos USD 2 por ton. Las ventas de exportación semanal divulgadas este jueves, se ubicaron en 364 mil tons vs el rango de 250 mil/500 mil toneladas previsto por el mercado.

Se mantienen sin variaciones las condiciones climáticas en el Medio Oeste y las planicies de EEUU, si bien el trigo de primavera ha logrado avances destacables entre semanas consecutivas, así como de mejora en la condición de calidad de los cultivos. Esto, sumado a los números de inventarios trimestrales (al 1º de junio) y de mayor área sembrada de la estimada, llevaron a que las subas explosivas del martes, se desvanecieran el miércoles y, ya empezando a transcurrir algunos días del día del informe, los precios del cereal empiezan a basarse en sus propios fundamentos.

Por su parte, los cultivos de verano se apoyan en un nuevo panorama, en donde el USDA aparentemente contemplaba mayores inventarios trimestrales y superficie sembrada de lo real, sin considerar el descuento por calidad y por demoras en completar o por necesidad de resiembras. Tras las reacciones desmedidas del mercado durante la rueda del martes, el organismo agrícola estadounidense se apuró a aclarar que ya está armando una encuesta de emergencia para presentar a principios de agosto. La misma información que demorará un mes en actualizar, el mercado ya se encargó de tomarla en los precios, en un par de horas.

 

FIMIX – Agrofinanzas

Rurales EL PAIS